Modificaciones y agregados aprobados para el DSM-V

Por -

Muchas expectativas, estudios, debates y protestas generó la quinta y nueva versión del DSM, pero no fue hasta el pasado Sábado 1 de Diciembre que la junta de directivos de la renombrada Asociación Americana de Psiquiatras (APA), aprobó el compendio de actualizaciones, revisiones y cambios referentes a este manual.

Estos son los cambios generales del DSM

Orden de los capítulos: El orden de los capítulos del DSM-IV siempre fue un misterio para muchos clínicos, ya que no se relacionaban unos con otros. Como modificación, el DSM-V consta de 20 capítulos, los cuales fueron reestructurados en base a los desórdenes y cómo se relacionan, según su vulnerabilidad y las características de los síntomas. Estos cambios permiten interconectar al DSM-V con el CIE-11 (Clasificación Internacional de Enfermedades de la Organización mundial de la Salud) lo que permitirá facilitar la comunicación y el uso común de los diagnósticos.

Eliminación del sistema multiaxial: La mayoría de los clínicos sólo prestaba atención a los ejes I y II, lo cual explica porque este sistema nunca gozó de mucha aceptación. El DSM-5 se moverá a una documentación sin axiales de diagnóstico, combinando los anteriores ejes I, II y III con anotaciones separadas para los factores psicosociales y contextuales (Eje IV) y discapacidad (Eje V).

Trastornos específicos

Trastorno Autista: será renombrado y reorganizado. El criterio de autismo incorporará varios diagnósticos del DSM-IV, incluyendo trastorno autista, trastorno Asperger, trastorno infantil desintegrativo y trastorno generalizado del desarrollo en un solo diagnósticos del espectro autista. Según la APA, esto ayudará a realizar de forma más precisa y consistente el diagnóstico de los niños con autismo.

Trastorno de Desregulación del Estado de Ánimo: este trastorno será incluido en el DSM-5 para diagnosticar a los niños que exhiben una irritabilidad persistente y frecuentes episodios de descontrol sobre 3 o más ocasiones por semana en un año. Este diagnóstico intenta dirigir las preocupaciones de un sobrediagnóstico y sobretratamiento del trastorno bipolar en los niños.

Trastorno por Atracón: el trastorno por atracón se moverá de apéndice del DSM-IV B: Criterios y ejes propuestos para estudios posteriores del DSM-5 Sección 2. El cambio está destinado a representar mejor los síntomas y comportamientos de las personas con esta condición. Esto significa que el trastorno por atracón es ahora un trastorno reconocido.

Trastorno de Excoriación: es nuevo en el DSM-V y será incluido en el capítulo relacionado a los trastornos obsesivo-compulsivos.

Trastorno de Acumulación: se adiciona al DSM-V con el apoyo de una amplia investigación científica sobre este trastorno y se caracteriza por la incapacidad persistente para descartar las posesiones, independientemente de su valor real. Este comportamiento tiene repercusiones emocionales, físicas, sociales, financieras y hasta legales para los pacientes y sus familiares.

Trastorno Pedófilo: Los criterios diagnósticos se mantendrán sin cambios, pero el nombre será revisado de pedofilia a trastorno pedofilo

Trastornos de Personalidad: el DSM-5 se mantendrá el modelo categórico y los criterios de los 10 trastornos de personalidad incluidos en el DSM-IV, e incluirá la nueva metodología del rasgo específico en una área separada de la sección 3 para promover el estudio más profundo de cómo esto podría ser utilizado para el diagnóstico de trastornos de la personalidad en la práctica clínica.

Trastorno de Estrés Postraumático: será incluido en un nuevo capítulo del DSM-5 referido al trauma y a los trastornos relacionados según el estresor. El DSM-5 presta mucha más atención a los síntomas conductuales y propone cuatro diagnósticos distintos en vez de tres. El trastorno por estrés postraumático será también más sensible a los cambios de los niños y adolescentes.

Eliminación de la Exclusión por Duelo: La exclusión por duelo es un criterio utilizado en el DSM-IV que se aplica a las personas que experimentan síntomas depresivos que perduran al menos 2 meses luego de la muerte de un ser amado. Este es un reconocimiento de que el duelo es un estresor psicosocial que puede precipitar un episodio depresivo mayor luego de la muerte de un ser amado.

Desorden de Aprendizaje Específico: amplía los criterios del DSM-IV para representar distintos trastornos que interfieren con la adquisición y el uso de una o más habilidades académicas como: el lenguaje oral, lectura, escritura o matemáticas.

Desorden del Uso de Sustancias: esto combina las categorías del DSM-IV sobre el abuso de sustancias y la dependencia a sustancias en un solo desorden, no solo se combinó el criterio diagnóstico sino que también se lo reforzó. Los criterios anteriores de abuso de sustancias sólo requerían de un síntoma, mientras que en el DSM-5 requieren de dos a tres síntomas.

Sección 3

Habrá también nuevas definiciones de condiciones clinicas, pero se hallaran en la sección 3, una nueva categoría para los desórdenes que no serán cubiertos por las compañías de seguro, ya que necesitan mayor investigación, entre ellos se incluyen:

  • Síndrome de psicosis atenuada
  • Trastorno de juegos Online
  • Autolesiones no suicidas
  • Conducta suicida.

Propuestas Excluidas

La junta de la APA también rechazó la propuesta de incluir las siguientes condiciones, a causa de falta de investigación sobre estas temáticas.

Estas son las inclusiones y modificaciones del nuevo DSM. ¡Esperamos tu opinión!

Fuentes: Edition.cnn.com, Psychcentral.com

COMPARTE TU OPINIÓN

Comentarios