Para superar los efectos del abuso, la persona debe de cambiar la lente a través de la cual interpreta su conducta, interacciones, pensamientos y, sobretodo, a sí mismo. Los efectos del abuso suelen instaurar una suerte de anteojeras que impiden a la persona percibir sus logros y recursos para considerarse incompetente.

Sponsor exclusivo

Descarga el PDF: Lección 8 – Noveno y Décimo Principio