Trauma / Shutterstock

Las experiencias traumáticas en la infancia pueden dejar profundas marcas psicológicas y neurológicas.

Sponsor exclusivo

Una investigación revisó 19 estudios que fueron publicados durante los últimos 30 años y encontró que las personas diagnósticas con el trastorno bipolar tienen más del doble de probabilidades de haber sufrido de traumas durante la infancia en comparación con un grupo control sin condiciones mentales.

Esta relación fue más fuerte entre aquellos que sufrieron de abuso emocional

El trauma infantil es un término que puede ser poco preciso. Por tanto, los autores lo definieron a priori como: las experiencias de negligencia, abuso (sexual, emocional, físico), bullying, la pérdida de un padre que experimentaron los niños y adolescentes hasta los 19 años de edad.

Por medio de diferentes análisis estadísticos pudieron comprobar que la mayoría de personas diagnosticadas con trastorno bipolar habían sufrido de traumas durante la infancia. Esta relación fue más fuerte entre aquellos que sufrieron de abuso emocional. En cambio, la muerte de un padre no incrementó significante el riesgo.

Actualmente los recursos se concentran en medidas de tratamiento, especialmente de tratamientos psicofarmacológicos y neurológicos. Pero con 30 años de de investigaciones es hora de que pongamos nuestros esfuerzos en las medidas de prevención especificas para los niños y sus familias.

El estudio fue publicado en la revista British Journal of Psychiatry.

Artículo relacionado : Cómo el trauma infantil afecta la salud durante toda la vida (Vídeo)

Fuente: Psychcentral