Las personas homosexuales y bisexuales son las personas que más expuestas están a los problemas de tabaquismo, alcoholismo y trastornos mentales, en comparación con la población heterosexual.

Deterioro de salud en gays y bisexuales

En total participaron 525 mujeres lesbianas, 624 hombres homosexuales y 515 personas identificadas como bisexuales y se comparó, a través de la Entrevista Nacional de Salud, su estado salud con 67,150 personas heterosexuales.

Los análisis demostraron que:

El 16.9% de los hombres heterosexuales reportó que sufría de angustia (distress) en comparación con el 25.9% de los hombres homosexuales y con el 40.1 de los hombres bisexuales. Se encontró que los hombres bisexuales tenían mayor prevalencia de problemas con el alcohol: 10.9% en comparación con el 5.1 de los hombres heterosexuales. También se halló que los hombres homosexuales y bisexuales tenían más riesgo de sufrir de tabaquismo en comparación con los heterosexuales. Los hombres bisexuales fueron los que más fumaban.

El panorama no cambió mucho en las mujeres. El 21.9% de las mujeres heterosexuales reportó síntomas de estrés moderado a severo en comparación con el 28.4 de las mujeres lesbianas y el 46.4% de las bisexuales. Según el reporte, el 25% de las lesbianas y las mujeres bisexuales fumaban en comparación con el 14.7% de las heterosexuales. En cuanto a la frecuencia, las mujeres lesbianas fueron las que más fumaban.

Los autores también lograron encontrar que las mujeres lesbianas eran más propensas a reportar un estado de salud deplorable y sufrir de enfermedades crónicas. Así también se encontró que las mujeres bisexuales consumían más alcohol que las mujeres lesbianas y heterosexuales.

El estudio completo lo puedes leer en el número de junio de la revista *JAMA Internal Medicine*.

El efecto de la discriminación y el abuso

Los resultados son alarmantes. Las personas homosexuales y lesbianas tienen peor estado de salud y adoptan conductas de riego, como el alcoholismo y tabaquismo, las cuales ocasionan serias enfermedades crónicas. Más de uno podrá pensar que las conductas de salud están relacionadas con el libertinaje—del cual acusan a los homosexuales—o la simple búsqueda de emociones fuertes. Pero eso sería una explicación incompleta y bastante sesgada.

Los investigadores ofrecen otra explicación, una más compleja y que de cierta manera nos compete a todos. Ellos explican que las personas el riesgo de salud se vinculan a la constante angustia que sufren los homosexuales y bisexuales desde temprana edad a causa de la discriminción y abuso por parte de la sociedad. En especial los bisexuales. Según el estudio, los bisexuales sufren del rechazo de la sociedad en general y de la misma comunidad homosexual, lo que los deja con pocas personas con quien conectar. Son rechazados por la comunidad y por los homosexuales, lo cual es un tema del cual se sabe poco y que merece mayor investigación.

Hemos avanzado mucho en el tema de los derechos humanos, de la inclusión y participación de todas las personas sin importar su género, raza u orientación sexual. Pero el trabajo recién empieza. Los estudios, este en particular, dan la evidencia de que los efectos de la discriminción y el acoso pueden durar por años y que las marginalizadas, al no tener el apoyo y sostén de la sociedad se refugian en conductas poco saludables que al final acaban con su vida.

Fuente: MedicalDaily