El litio, un fármaco utilizado para el tratamiento del trastorno bipolar y la depresión, podría ser útil también para ayudar a preservar el funcionamiento cerebral y prevenir la muerte de células nerviosas en personas con traumatismo cerebral.

Esto sugiere un estudio realizado por la Universidad Rutgers y publicado en Scientific Reports según el cual el litio, comúnmente usado como estabilizador del ánimo, y la rapamicina, utilizada en el tratamiento de ciertos tipos de cáncer, funge también la función de proteger los nervios celulares en el cerebro y detener el proceso deterioro cerebral.

De acuerdo con Bonnie Firestein, autora del estudio y profesora del Departamento de Biología Celular y Neurociencias de la Universidad Rutgers, muchos medicamentos que ahora se utilizan para tratar a personas con traumatismo cerebral se enfocan en los síntomas y en el alivio del dolor en lugar de proteger el cerebro para evitar que siga habiendo más daño.

“Lo que queríamos era encontrar una droga que pudiera proteger las células y evitar su muerte”, explica Firestein.

Las lesiones cerebrales son una de las principales causas de muerte en los Estados Unidos, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades

Miles de personas en todo el mundo mueren cada día debido a lesiones cerebrales. Algunos de los síntomas comunes de traumatismo cerebral pueden incluir falta de coordinación, problemas de memoria o pensamiento incoherente, cambios en la personalidad, depresión, visión borrosa y problemas auditivos.

Las lesiones cerebrales son un problema grave porque implican la aplicación de fuerza bruta y de forma violente en un área sensible del cuerpo, lo cual puede desencadenar la segregación de cantidades anómalamente altas de glutamato. En condiciones normales, este químico juega un papel importante en el aprendizaje y la memoria, pero una sobreproducción puede ser tóxica para el organismo.

Lo que este estudio propone es que el litio y la rapamicina aplicados sobre la estructura de células nerviosas afectadas podría detener la segregación de glutamato, bloqueando la comunicación entre este químico y las células nerviosas. Esto detiene el deterioro y la muerte celular.

Aún así, es necesario realizar estudios en humanos y animales para determinar si tanto el litio como la rapamicina pueden prevenir el daño cerebral y la muerte celular en humanos después de una lesión.

Fuente: Psychcentral; Rutgers University

Comparte tu opinión