Los científicos piensan que podría deberse a que hay más personas que no tienen una pareja estable o esposo o porque pasan más tiempo mirando TV y revisando las redes sociales.

Un estudio nuevo, que fue publicado en el journal Archives of Sexual Behavior, muestra que en los años ’90 los estadounidenses tenían relaciones sexuales entre 60 y 65 veces al año, pero para el 2014, el estadounidense promedio tenían relaciones sexuales aproximadamente 53 veces al año. La investigación también observó que los millennials y la generación Z tienen relaciones sexuales con menos frecuencia que la generación anterior. Por otro lado, se encontró que las personas de más de 70 años tenían más sexo en 2014 que en 1989.

Aunque el sexo no es una actividad sin riesgos (embarazos no deseados y enfermedades venéreas, por ejemplo), es bueno para el cuerpo y la mente. Un estudio pequeño encontró que una vida sexual activa podría hacerte más feliz y comprometido/a en el trabajo. Entonces, ¿qué esta pasando con los estadounidenses y las nuevas generaciones? Los científicos descartan que se deba a más horas de trabajo o pornografía. Ambas variables en verdad se relacionan con una vida sexual más activa, según el estudio.

los millennials y la generación Z tienen relaciones sexuales con menos frecuencia que la generación anterior

Aunque la disminución afecta a personas de todas las edades, razas, géneros, estados matrimoniales o ubicaciones, un grupo es el que más está sufriendo: las parejas casadas. Los matrimonios suelen tener más sexo que las personas solteras. Pero su “ventaja sexual” esta disminuyendo. Las personas casadas tenían relaciones sexuales un promedio de 56 veces al año en 2014, mientras que en 1989 era de 67 veces. Al mismo tiempo, los investigadores dicen que más personas están solteras o no se casan en sus 20 (es decir que probablemente tengan menos sexo por que no tienen un compañero estable). De hecho, el porcentaje de estadounidenses de entre 18 y 29 años que no están viviendo con una pareja (casados o no) aumento a 64% en 2014, cuando en 2005 el porcentaje era de 48.

No se sabe con exactitude porque ha bajado el porcentaje de actividad sexual. Los autores apuntan a posibles culpables:

  1. Disminución de la felicidad en personas de más de 30 años, resultado encontrado en otro estudio por dos de los mismos autores.
  2. Cambios culturales de los últimos 20 años: puede deberse al aumento de los medios sociales y transmisión de videos, especulan los autores. Ejemplo de esto seria el consumo de Netflix y Facebook que es tan común hoy en día.

La explicación parece razonable, actualmente a muchos les puede dar un mini infarto si se enteran que se han olvidado el celular en casa, por ejemplo (que rara vez pasa, por que es como dejar una parte del cuerpo).

El estudio tiene algunas limitaciones:

a- Los datos analizados se consiguieron de una encuesta nacional hecha a adultos estadounidenses (General Social Survey), con lo cual la muestra es representativa de la nación, es decir, aplica mayormente a personas heterosexuales.

b- Las definición de las personas de sexo puede variar, algunos pueden incluir a la masturbación (con o sin pareja) como sexo y otros no.

La frecuencia de las relaciones sexuales actualmente es nueve veces menor que en los ’90, lo que tampoco es un descenso tan grave. Estamos lejos de haber abandonado las relaciones sexuales, pero es una disminución, se relaciona con nuestra salud integral y por lo tanto es importante investigar.

Fuente: The Verge
Imagen: BGR

Comparte tu opinión