El transdiagnóstico supone una nueva forma de entender y de tratar los trastornos mentales. En lugar de centrarse en lo específico y diferencial de cada uno de ellos, su atención se localiza en lo que tienen en común, en los procesos psicológicos que subyacen a muchos de ellos. Una nueva aportación en psicología clínica que abre interesantes posibilidades para la mejora de las técnicas de tratamiento de problemas emocionales como la ansiedad, la depresión, trastornos alimentarios, entre otros.

Comparte tu opinión