stux / Pixabay

Una excelente noticia para optimizar los métodos de diagnóstico de la bipolaridad y la depresión fue publicada en la revista World of Biological Psychiatry, ya que investigadores de la Loyola Medicine de Chicago aseguran haber encontrado una forma de determinar si un paciente tiene depresión mayor o trastorno bipolar a través de un test cardíaco o electrocardiograma (ECG o EKG).

Sponsor exclusivo

Los resultados del estudio muestran que existe diferencia en la variabilidad del ritmo cardíaco (variaciones en los intervalos de tiempo entre los latidos del corazón) entre los pacientes con bipolaridad y los pacientes con depresión. Esta nueva forma de apoyo al diagnóstico podría ser una gran ayuda, puesto que el trastorno bipolar suele diagnosticarse erróneamente como depresión mayor debido a la similitud en los síntomas.

Este diagnóstico equivocado incide directamente en la salud y calidad de vida de los pacientes, ya que el tratamiento para ambos trastornos es completamente distinto. El tratamiento para el trastorno bipolar involucra un antidepresivo junto con un estabilizador del estado de ánimo o un medicamento antipsicótico para evitar episodios maníaco, de modo que diagnosticar depresión a un paciente bipolar podría poner en riesgo su vida.

La depresión es un trastorno del estado de ánimo que puede causar sentimientos de tristeza extrema e interferir con el sueño, el apetito y las capacidades necesarias para llevar una vida funcional

Para el estudio, los investigadores inscribieron a 64 adultos con depresión mayor y 37 adultos con trastorno bipolar. Cada participante fue sometido a un electrocardiograma de tres derivaciones durante 15 minutos, tras lo cual se analizó la variabilidad de la frecuencia cardíaca utilizando un paquete de software especial.

Al medir la variabilidad de la frecuencia cardíaca, los investigadores calcularon lo que los cardiólogos conocen como arritmia sinusal respiratoria (ARS) y se encontró que, al comienzo del estudio, los pacientes con depresión mayor mostraban un RSA más alto que los pacientes con trastorno bipolar. Además, los pacientes con trastorno bipolar tenían niveles sanguíneos más altos de biomarcadores de inflamación que aquellos con depresión mayor. La inflamación ocurre cuando el sistema inmune se acelera en respuesta a una condición estresante.

Para Angelo Harris, profesor de psiquiatría y neurociencias del comportamiento, este nuevo método no invasivo es una alternativa fácil de usar y asequible para mejorar la calidad del diagnóstico, lo que supone “un gran avance para las prácticas de atención psiquiátrica”.

Fuente: Psych CentralWorld Journal of Biological Psychiatry

Comparte tu opinión