Cada año, la Asociación Americana de Psicología (APA) realiza una encuesta sobre estrés en Estados Unidos. “La investigación nos muestra que con el tiempo, los sentimientos prolongados de ansiedad y estrés pueden afectar nuestra salud física y mental en general. Los psicólogos pueden ayudar a las personas a desarrollar las herramientas que necesitan para controlar mejor su estrés,” explica el Dr. Arthur C. Evans Jr., director ejecutivo de la APA.

Si bien esta encuesta fue realizada sólo en EEUU, sus datos pueden ser de utilidad en otras partes del mundo. La encuesta fue realizada entre el 1 de agosto y el 3 de septiembre de 2019 por The Harris Poll. Participaron 3617 adultos que viven en los EE. UU.

Sponsor exclusivo:
Certifícate en Primeros Auxilios Psicológicos

Según los hallazgos:

  • Alrededor de 7 de cada 10 adultos (69%) dicen que la atención médica es una fuente importante de estrés;
  • Casi la misma cantidad, el 71%, dice que los tiroteos masivos son una fuente importante de estrés;
  • Entre los adultos que experimentan estrés por la atención médica al menos a veces (47%), el costo de la atención médica es la fuente más comúnmente citada de ese estrés (64%);
  • Los adultos con seguro privado (71%) son más propensos que aquellos con seguro público (53%) a decir que el costo de la atención médica les causa estrés. Más de la mitad de los adultos en general (55%) se preocupan de que no podrán pagar los servicios de atención médica que puedan necesitar en el futuro.
  • Los tiroteos masivos son la fuente más común de estrés citada por los adultos estadounidenses en 2019: más de 7 de cada 10 adultos (71%)dicen que son una fuente importante de estrés en sus vidas. Este es un aumento con respecto a 2018, cuando más de 6 de cada 10 adultos (62%) dijeron que los tiroteos masivos eran una fuente importante de estrés;
  • Por demografía, es más probable que los adultos hispanos digan que los tiroteos masivos son una fuente importante de estrés (84%), seguidos por los adultos negros (79%), asiáticos (77%), nativos americanos (71%) y blancos (66%);
  • Más de la mitad de los adultos estadounidenses (56%) identifica las elecciones presidenciales de 2020 como un factor estresante significativo. En 2016 el 52% de los adultos informaron que las elecciones presidenciales eran una fuente importante de estrés.
  • El estrés relacionado con el cambio climático/calentamiento global ha aumentado significativamente desde el año pasado (56% en 2019 frente a 51% en 2018);
  • Otro porcentaje que ha aumentado es el de los adultos que informan que el acoso sexual generalizado les causa estrés hoy (45% en 2019 frente a 39% en 2018);
  • Casi la mitad de los adultos (48%) mencionan la inmigración como un factor estresante, y los adultos hispanos fueron más propensos a identificarlo como un factor estresante (66%), seguido de los asiáticos (52%), los nativos americanos (48%), los negros (46%) y los adultos blancos (43%);
  • La discriminación es otro factor estresante que se ha vuelto más frecuente en los últimos años (25% en 2019 frente al 24% en 2018, 21% en 2017, 20% en 2016 y 20% en 2015);
  • En 2019, la mayoría de las personas de color (63%) dicen que la discriminación les ha impedido tener una vida plena y productiva, con una proporción similar de adultos LGBT (64%) que expresan el mismo sentimiento.
Artículo relacionado:
Mujeres bisexuales son vistas como "promiscuas y confusas", según estudio

Al observar las respuestas de las personas de color, los resultados de este año representan un aumento significativo desde 2015, la última vez que se hizo este conjunto de preguntas, cuando menos de la mitad (49%) dijo que la discriminación les impedía tener una vida plena y productiva.

“La encuesta de este año nos muestra que los eventos actuales afectan a los estadounidenses de manera diferente, y que las personas de color son más propensas a decir que se sienten estresadas por la atención médica, la inmigración y la discriminación,” dijo Evans.

“Si bien estos son problemas sociales importantes que deben abordarse, los resultados también refuerzan la necesidad de tener conversaciones más abiertas sobre el impacto del estrés y el manejo del estrés, especialmente con grupos que están experimentando altos niveles de estrés.”

  • Con respecto al futuro de la nación, menos de 2 de cada 5 adultos (38%) sienten que el país está en camino de ser más fuerte que nunca, pero casi las tres cuartas partes (73%) se sienten optimistas sobre su futuro.

Si bien los niveles promedio de estrés reportados permanecen constantes en comparación con el año pasado (4.9 en 2019 y 4.9 en 2018 en una escala de 1 a 10, donde 1 es “poco o nada de estrés” y 10 es “una gran cantidad de estrés”), continúa habiendo una diferencia generacional, con adultos de la Generación Z que informan el nivel de estrés promedio más alto (5.8), seguidos de los Gen Xers (5.5), millennials (5.4), boomers (4.2) y adultos mayores (3.0).

Entre los factores estresantes personales que la encuesta rastrea cada año, el trabajo (64%) y el dinero (60%) continúan siendo los más comúnmente mencionados. Sin embargo, la economía se cita como una fuente importante de estrés con menos frecuencia en 2019 que en su apogeo en 2008 (46% en 2019 frente a 69% en 2008).

Conocer estos datos es fundamental a la hora de diseñar planes sociales de asistencia en salud mental orientados a todos los miembros de la sociedad, en especial a aquellos grupos en mayor riesgo.

Fuente: American Psychological Association

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.