El argumento sobre el uso de los videojuegos está desequilibrado. La mayoría de los adultos considera que ese tipo de juegos es una perdida de tiempo o que son por naturaleza peligrosos para la salud y desarrollo cognitivo de los niños, adolescentes y no tan adolescentes.

En cambio, las investigaciones no son tan extremas y ya existe un cuerpo de estudios que habla sobre los beneficios de los videojuegos para el desarrollo cognitivo.

El ejemplo más reciente proviene de los neuropsicólogos del Ruhr-Universität Bochum, quienes sugieren que los gamers (jugadores habituales de videojuegos) habituales tienen mayor actividad cerebral durante el proceso de aprendizaje y, por lo tanto, aprenden mejor que las personas que no juegan videojuegos habitualmente.

El proceso de investigación fue el siguiente: se evaluó la capacidad de aprendizaje de 17 gamers que jugaban más de 15 horas semanales en comparación con 17 sujetos que no jugaban, por medio de pruebas de predicción y de evaluación del aprendizaje. Al completar dichas tareas se evaluó la actividad cerebral de ambos grupos con imágenes de resonancia magnética.

los gamers obtuvieron mejores puntajes en la prueba de aprendizaje, especialmente en las que había un alto porcentaje de incertidumbre

Al comparar los resultados se descubrió que los gamers obtuvieron mejores puntajes en la prueba de aprendizaje, especialmente en las que había un alto porcentaje de incertidumbre. A nivel cerebral se encontró que tenían mayor actividad en el hipocampo, un área clave en el desarrollo del aprendizaje y la memoria.

Los neuropsicólogos explican que es probable que los videojuegos hayan contribuido al desarrollo del hipocampo. Lo cual podría significar un avance importante en la prevención de los problemas de memoria y aprendizaje de la población general y en especial de los adultos mayores, los cuales están expuestos al declive cognitivo con el pasar de los años.

Hay algunas limitaciones que se deben tomar en consideración: la muestra fue pequeña (N17) y además el estudio traza una correlación entre el uso de los videojuegos y sus posibles efectos, mas no una causalidad. Pero aún así no deja de ser importante el rol que podrían desempeñar lo videojuegos en la prevención de los problemas cognitivos de las personas.

La investigación está disponible en la revista Behavioural Brain Reseach.

Fuente: ScienceDaily

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.