Un nuevo estudio sobre la depresión encontró un vínculo entre ésta y el hecho de sufrir de migrañas. La investigación encontró además diferencias según el género y la edad, entre otros factores.

Específicamente, se encontró que la prevalencia de la depresión entre las personas con migraña es aproximadamente dos veces más alta que en aquellos que no padecen dicha enfermedad (hombres 8,4% vs. 3,4%; mujeres 12,4% vs. 5.7%).

SPONSOR EXCLUSIVO

La investigación fue publicada online esta semana en la revista Depression Research and Treatment. En la misma, los investigadores reportaron además que las personas que sufrían de migrañas desde jóvenes tenían un riesgo particular de depresión. Las mujeres con migrañas que tenían menos de 30 años, tenían seis veces más probabilidades de desarrollar depresión comparadas con personas que sufrían de migrañas y tenían 65 años o más, dijo la autora principal, profesora Esme Fuller Thomson.

Aquellos con migrañas eran más propensos a haber considerado quitarse la vida alguna vez.

Los individuos solteros que sufrían de migrañas y tenían dificultades con las actividades cotidianas también presentaron altas probabilidades de depresión.

Los datos extraídos de una muestra representativa de más de 67.000 canadienses, la Encuesta de Salud de la Comunidad Canadiense de 2005, se utilizaron para examinar las asociaciones entre la migraña y la depresión en función del género.

Más de 6.000 personas reportaron que habían sido diagnosticadas por un profesional de la salud con migrañas. Consistente con estudios previos, la prevalencia de migrañas era mayor en mujeres que en hombres, 1 de cada 7 mujeres sufría de las mismas, comparado con 1 de cada 16 hombres.

El estudio también investigó la relación entre las migrañas y la ideación suicida. Tanto para hombres como para mujeres, aquellos con migrañas eran más propensos a haber considerado quitarse la vida alguna vez, comparados con las personas que no sufrían de migrañas (hombres 15,6% versus 7,9; mujeres 17,6% versus 9.1%).

Las personas que padecían migrañas y tenían menos de 30 años presentaban cuatro veces más probabilidades de tener ideación suicida a lo largo de su vida, comparados con los que tenían 65 años o más.

Otros factores asociados con la ideación suicida entre las personas con migrañas incluyeron no estar casado, ingresos más bajos y mayores limitaciones para las actividades.

Una de las co-autoras, Meghan Schrumm comentó: “No estamos seguros de por qué las personas jóvenes con migraña tienen más probabilidades de depresión e ideación suicida. Podría ser que estas personas todavía no han podido encontrar el tratamiento adecuado o no han desarrollado mecanismos de afrontamiento para minimizar el dolor y el impacto de esta enfermedad crónica en el resto de sus vidas. La prevalencia más baja de depresión e ideación suicida en los migrañosos de mayor edad sugiere un área prometedora para futuras investigaciones.”

La Dra. Fuller-Thomson agrega que este estudio “atrae más atención a la necesidad de un chequeo de rutina e intervenciones específicas para la depresión y las cuestiones relacionadas con el suicidio, particularmente entre los migrañosos más vulnerables: individuos jóvenes, solteros y aquellos con limitaciones en su actividad.”

Fuente: Science Daily
Imagen: r.nial bradshaw (flickr)

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.