Desde el momento en que empezamos a imaginarnos con una posible pareja, también empezamos a pensar en los rasgos y características que nos gustaría que presentara. “Un buen sentido del humor es una de las características más deseadas en una pareja, sobre todo en las primeras citas. Las mujeres suelen interesarse particularmente en hombres con buen sentido del humor, o más específicamente, alguien que las haga reír. Los hombres por otro lado, buscan alguien que se ría de sus bromas, lo cual no es una tarea fácil en absoluto.

Estos diferentes atributos del humor podrían tener fuertes raíces evolutivas, especialmente a la luz de la teoría de la selección sexual. Las mujeres más exquisitas utilizan el humor como un signo de inteligencia y para eliminar a los menos competentes. Los hombres utilizan el humor para impresionar a las mujeres, y aquellos realmente graciosos lo logran”, dice el Dr. Gil Greengross, psicólogo evolutivo y antropólogo de la Universidad de Nuevo México, y autor de Humor Sapiens, blog sobre el estudio científico del humor, las risas y las sonrisas.

Los hombres por otro lado, buscan alguien que se ría de sus bromas. 

Un estudio publicado por Christopher Wilbur y Lorne Campbell utiliza el mismo análisis evolutivo para probar si los hombres y las mujeres difieren en sus preferencias sobre humor. Para ver lo que realmente quieren hombres y mujeres, los investigadores examinaron anuncios personales reales, del sitio de citas lavalife.com. Este método de análisis de los anuncios de citas ha sido utilizado ampliamente en los últimos años, ya que permite al investigador examinar las preferencias reales de las personas que buscan una pareja en situaciones de la vida real, con consecuencias reales. El hecho de preguntar por las preferencias de la gente en el laboratorio puede producir resultados poco confiables ya que por distintas razones los sujetos pueden no revelar sus verdaderos deseos.

El estudio

Todos los perfiles utilizados para este estudio son procedentes de Canadá, contando con edades que van desde los 21 a los 35 años (todos los anuncios fueron escritos en inglés). En total, se utilizaron 266 perfiles, la mitad para cada sexo. Los investigadores analizaron las principales características de los anuncios relacionados con el humor. En concreto, los investigadores se centraron en la frecuencia en que las personas proclamaban ser graciosas o en que en realidad intentaban ser graciosas, así como la frecuencia con que solicitaban una pareja con sentido del humor. Además, se registraron los otros rasgos que las personas buscaban en una pareja, como ser la inteligencia, la calidez, el status y el atractivo físico.

Como era de esperar, los hombres fueron mucho más propensos a decir que tenían un gran sentido del humor y que podían hacer reír a su posible cita. Por supuesto, esto no significa que en realidad sean graciosos, muchos de ellos probablemente no lo son. Sin embargo, haciendo hincapié en sus capacidadeshumorísticas, los hombres reconocen que el humor es un rasgo altamente deseado por las mujeres que buscan una pareja. Las mujeres por su parte, eran mucho más propensas que los hombres a decir que buscaban una pareja con buen sentido del humor. Un hallazgo interesante fue que las personas que proclamaban tener un buen sentido del humor no eran quienes deseaban salir con alguien gracioso. Estos atributos son distintos y específicos de cada sexo.

Esto no significa que en realidad sean graciosos. 

Independientemente del sexo, los que se consideraron a sí mismos como graciosos y las personas interesadas en encontrar una pareja con un buen sentido del humor fueron más propensos a valorar también la inteligencia en una pareja potencial, implicando que los dos rasgos están entrelazados. En el mismo sentido, una investigación del Dr. Gil Greengross muestra que esta relación existe, y la producción real de humor esta de hecho asociada con una mayor inteligencia para ambos sexos.

El presente estudio examinó las intenciones reales de hombres y mujeres solteros buscando una cita, y las diferentes funciones que el humor desempeña en el juego de la seducción. Los hombres trataban de anunciar que tenían un buen sentido del humor y las mujeres buscaban evaluar este humor.

Pero ¿existe una relación real entre la manifestación concreta de humor y las opciones románticas?

Si las mujeres están buscando hombres graciosos, se podría esperar que los anuncios divertidos aumenten su atracción hacia ese hombre. Para probar esto, los investigadores crearon anuncios de citas online ficticios que, o bien contenían una broma corta al comienzo del anuncio, o no. Se pidió a 114 participantes universitarios (73 mujeres, 41 hombres) que valoraran el anuncio en varias dimensiones de la personalidad y que manifestaran su interés romántico en esa persona. La variable “interés romántico” fue evaluada tanto por el interés de los participantes en llegar a conocer mejor a la persona, como en tener una relación a largo plazo con el individuo o, la posibilidad de verse casado con esa persona. Estas tres respuestas se promediaron para crear una puntuación compuesta.

Los resultados mostraron que para las mujeres, añadir humor al anuncio hizo poco para atraer el interés romántico de los hombres. Por otro lado, los perfiles de los hombres que incluyeron chistes aumentaron significativamente los intereses románticos de las mujeres para evaluarlos. Por otra parte, los juicios de las mujeres sobre el humor de los hombres se correlacionaron fuertemente con cuán inteligentes y cálidos percibieron que podían ser. No se encontró tal asociación entre los hombres al momento de evaluar los anuncios de las mujeres.

Resumiendo

El lado seductivo del humorEstos estudios dan apoyo a la teoría de que los hombres y las mujeres usan el humor en diferentes formas, especialmente cuando están buscando pareja. Las mujeres, que son más selectivas que los hombres, se basan en el humor para evaluar la inteligencia y la calidez de su potencial cita, sobre todo en las primeras etapas de noviazgo.

Los hombres, en cambio, están más enfocados en tratar de impresionar a su cita con humor, tal vez en un intento de transmitir otros rasgos subyacentes, como la inteligencia. A los hombres no les importa mucho si su cita es graciosa, pero les gustaría que se rían de sus bromas. Todos estos resultados se alinean perfectamente con lo que las teorías de la selección sexual y el indicador de aptitud mental predicen, demostrando que un buen sentido del humor está profundamente arraigado en nuestra psicología.

Fuentes: Psychology Today; Personality and Social Psychology Bulletin.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.