Los abogados, médicos y arquitectos son algunos de los profesionales que corren mayor riesgo de suicidio, según una nueva investigación de la revista Review of General Psychology.

¿Qué tienen estas profesiones en común que las hacen más propensas al suicidio? Según Gordon Flett, Paul Hewitt y Marnin Heisel, investigadores de la Universidad de York y autores del estudio, estas profesiones y aquellas que ejercen un rol de liderazgo sobre otras personas comparten un mayor riesgo de suicidio vinculado al perfeccionismo, un factor que, según ellos, ha sido subestimado por la literatura científica.

El ¨perfeccionismo socialmente prescrito¨ se vincula con la desesperanza y suicidio

Los autores explican que el  ¨perfeccionismo socialmente prescrito¨ se vincula con la desesperanza y suicidio. Las personas que ejercen estas profesiones son más propensas a experimentar dolor psicológico, estrés, sobregeneralización y una forma de perfeccionismo emocional que restringe la disposición a revelar impulsos e intenciones suicidas.

Estos descubrimientos inician el debate de por qué es esencial diseñar proactivamente programas de prevención de suicidio que sean adaptados a rasgos de personalidad claves con componentes específicos para aumentar la resiliencia y reducir los niveles de riesgo entre las personas perfeccionistas que se esconden tras una máscara de aparente invulnerabilidad.

Fuente: York University
Imagen: Discover Magazine