Patricio_ / Pixabay

El Método de Loci, una técnica de memorización antigua utilizada por los griegos, podría no solo mejorar nuestra habilidad memorística inmediata sino también producir cambios perdurables en el cerebro.

Esta técnica de memorización consiste en visualizar fragmentos importantes de información a través de un mapa mental imaginario que puede ser una representación de nuestra casa o una caminata en un parque loca. Es decir, un recorrido por un sitio conocido donde ciertos puntos específicos de ubicación nos permitan recordar piezas de información concreta.

SPONSOR EXCLUSIVO

Para apoyar esta hipótesis, Boris Nikolai Konrad, atleta memorístico y coach de la memoria reconocido por memorizar 201 nombres y caras en solo 15 minutos, se unió al neurocientífico Martin Dresler de la Universidad Radboud para llevar a cabo un estudio acerca del funcionamiento de la memoria.

Se reclutaron 23 de los 50 mejores atletas de la memoria en el mundo, de entre 20 y 36 años, se les realizó un escaneo cerebral mientras estaban relajados y también mientras memorizaban una lista de 72 palabras.

Los resultados indicaron que la memoria de los atletas no parece tener una estructura distinta a la de personas comunes, pero sí funcionan de manera diferente. Los atletas memorísticos del estudio fueron capaces de recordar al menos 70 de 72 palabras totales, en comparación con un promedio de 39 palabras en las personas no atletas.

Artículo relacionado:
Los superdotados no tienen el éxito académico asegurado

Además, el cerebro de los atletas profesionales demostró ser estructuralmente distinto al grupo de control en términos de patrones de actividad involucrados en memoria y cognición.

El equipo de investigación dividió posteriormente a los participantes que habían entrenado o sido parte de competencias memorísticas en tres grupos: uno entrenando con el Método de Loci, el cual practicó durante 6 semanas, 30 minutos al día; otro utilizó un método de entrenamiento distinto y el otro no utilizó ninguno.

Luego de 6 semanas, los hallazgos resultaron ser impresionantes: el grupo que entrenó con el Método de Loci obtuvo un promedio de 62 de 72 palabras (un aumento de 36 palabras).

Por otro lado, el grupo que utilizó otro método de entrenamiento y el que no utilizó ninguno mejoraron muy poco.

Para los investigadores, el secreto de la efectividad que encierra este método está en que recurre a una técnica integral donde se utilizan las habilidades de navegación y memoria espacial en conjunto con fragmentos de información para trazar una ruta, lo cual hace referencia a una estrategia de supervivencia básica desarrollada a lo largo de siglos de evolución en los que era necesario saber llegar y construir un refugio, encontrar comida o resguardarse del peligro.

Fuente: The Verge

Rita Arosemena P.
Graduada en Comunicación y especialista en Educación Superior. Amante de la literatura, el arte y las ciencias (y del café. El café no se lo toquen). Le interesan especialmente la neuropsicología, la psicología evolutiva y la psicopatología. Le apasiona la música francesa y no tiene nada contra Freud.

3 COMENTARIOS

  1. Muy interesante los artículos que presentan. Iluminan ciertas áreas desconocidas! Gracias!

  2. Sin dudas un recurso de ayuda y orientación sobre todo a los pedagogos para perfeccionar la calidad del proceso docente educativo y el proceso de enseñanza y aprendizaje

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.