Las prácticas religiosas y espirituales forman una parte muy importante de la identidad y toma de decisiones de las personas. Sabemos que las experiencias religiosas pueden provocar sensaciones de paz, amor, tranquilidad y placer. Todavía falta mucho por conocer, pero  The Religious Brain, es la iniciativa internacional que intenta darnos respuestas sobre los efectos de las prácticas religiosas en el cerebro.

Uno de los estudios más recientes de este proyecto proviene de la Universidad de Utah. En esta investigación se descubrió que los momentos religiosos y espirituales son capaces de producir reacciones similares a las que ocasionan las drogas, el sexo, el juego o la música.

El grupo estuvo formado por 19 sujetos mormones (12 hombres y 7 mujeres) a los que se le pidió que realizaran una serie de tareas destinadas a despertar su respuesta espiritual y que consistían principalmente en mirar videos religiosos y leer citas que elevaran su espíritu religioso.

Con el fin de conocer si las actividades religiosas habían hecho su efecto, los investigadores les preguntaron a los sujetos si habían sentido el espíritu (Dios). La experiencia espiritual fue tan fuerte que la mayoría de los participantes dijo que sentía una mayor conexión espiritual, que sentían la paz y calidez espiritual y algunos hasta rompieron en lagrimas.

Concretamente las imágenes de resonancia magnética funcional demostraron que las experiencias religiosas que experimentaban los sujetos estaban relacionadas con la activación del núcleo accumbens, importante área del procesamiento de las recompensas y en la corteza prefrontal, la cual está relacionada con el razonamiento moral y el juicio.

“La experiencia religiosa es quizás la parte más influyente de cómo las personas toman decisiones que nos afectan a todos, para y para mal. Comprender lo que sucede en el cerebro para contribuir a esas decisiones es realmente importante”, dijo Jeff Anderson, neuro-radiólogo y coautor del estudio.

Aunque parezca extraño hoy en día se sabe más sobre los efectos neuronales de las prácticas espirituales y contemplativas orientales que el efecto de las prácticas espirituales occidentales y con esta investigación se están obteniendo datos muy importantes que contribuirán a nuestra comprensión no solo del cerebro sino de nuestra humanidad.

Puedes leer la investigación completa en la revista Social Neuroscience.

Fuente: Medical Express
Imagen:  Cerebro en Shutterstock

Comparte tu opinión