Imagen: Wikimedia

Santiago Ramón y Cajal, es considerado como el padre de las neurociencia moderna. Sus trabajos forjaron los cimientos teóricos y empíricos en la manera en que entendemos el funcionamiento del sistema nervioso.

Ramón y Cajal fue el propulsor de la doctrina de la neurona, la cual explica que el tejido cerebral está conformado por células individuales, separadas, autónomas y metabólicamente distintas que se comunican a través de señales químicas y eléctricas. Esa es la manera en que entendemos el funcionamiento del sistema nervioso y que aprendemos desde chicos. Pero en su época teoría reticular era la explicación dominante del sistema nervioso y lo concebía como un tejido continuo y comunicado.

Sponsor exclusivo:

Ramón y Cajal, no solo era científico de primera linea sino que también era un hábil artista que podía trasmitir a través de hermosos y precisos dibujos las estructuras cerebrales que iba descubriendo cuando los microscopios de la época no tenían la potencia de los de hoy día.

La BBC ha recopilado algunas de las imágenes del Instituto Cajal para rendir homenaje al trabajo de este gran científico.

Imagen: Instituto Cajal
Imagen: Instituto Cajal

Astrocitos en el hipocampo del cerebro humano. Los astrocitos son células localizadas en el sistema nervioso central. Tienen cuerpos celulares pequeños con prolongaciones que se ramifican y extienden en todas direcciones.

Imagen: Instituto Cajal

Los dibujos de la izquierda muestran contactos peri-celulares denominados “cálices de Held”, que se dan entre las fibras del nervio y los cuerpos de las neuronas. Estos contactos ayudan al cerebro a percibir el sonido y a ubicar de dónde viene. A la derecha, el laberinto del oído interno.

Imagen: Instituto Cajal

Representación del artículo publicado en 1888 en el que decía que cada célula nerviosa era “un cantón fisiológico absolutamente autónomo”.

Imagen: Instituto Cajal
Imagen: Instituto Cajal

Fuente: BBC

Comparte tu opinión