condesign / Pixabay

¡Hay que llegar al verano! Pero, ¿cómo hacemos cuando hay tantas cosas ricas para comer donde quiera que vayamos? Bueno, para aumentar tu poder sobre los antojos, te damos 10 consejos basados en investigaciones científicas:

Golpeá suavemente tu frente

Cualquier cosa que te distraiga de pensar en la comida servirá. Un estudio encontró que incluso golpear suavemente tu frente con tu dedo índice puede ayudar.

SPONSOR EXCLUSIVO

Solo que no debes dejar que el golpe suave se convierta en un golpe, si ves sangre fuiste muy lejos.

Cambiá tu manera de pensar

Tomá un momento para pensar en las consecuencias a largo plazo de comer las cosas equivocadas.

La Dra. Kathryn Demos, parte del equipo de científicos que probó este enfoque, dijo lo siguiente: “Encontramos que simplemente pensar de forma diferente afecta cómo el cerebro responde a señales de alimentos tentadores en individuos con obesidad. A través de las imágenes de Resonancia Magnética, identificamos que pensar en el impacto a largo plazo de ingerir comidas no saludables incrementó la actividad en una región del cerebro involucrada en el control inhibitorio y la autoregulación.

Nuestros resultados muestran posibilidades prometedoras de que enfocarse en las consecuencias a largo término del consumo de comida no saludable, podría ayudar a disminuir los antojos y, como resultado, aumentar potencialmente los esfuerzos para perder peso.”

[quote_center]Simplemente pensar de forma diferente afecta cómo el cerebro responde a señales de alimentos tentadores en individuos con obesidad.[/quote_center]

Jugá a Tetris (u otro juego similar)

Concentrarse en dicho juego por solo tres minutos puede reducir los antojos de comida, cigarrillos y acohol, de acuerdo con los resultados de un estudio publicado en la revista Appetite.

Los psicólogos concluyeron que Tetris podría proveer una distracción visual que ayuda a las personas a controlar sus antojos.

Usa tu imaginación

Tratá de pensar en cómo se ve un arcoiris o en el olor del eucalipto. O incluso concentrate en un patrón cualquiera de puntos. Se ha encontrado que todo eso reduce los antojos vívidos.

Tu imaginación puede ser un aliado poderoso en la lucha contra los antojos.

Mirá muchas fotos de comida

Lo creas o no, este simple acto puede hacer que las comidas que mires se vean menos deseables, según un nuevo estudio.

Mientras que mirar unas pocas fotos puede aumentar el apetito, al contrario de lo que podrías esperar, las personas pierden las ganas de comer al mirar muchas fotos de comida.

Artículo relacionado:
Las mujeres con estrés tienen más riesgo de sufrír de problemas cardíacos

[quote_right]Tu imaginación puede ser un aliado[/quote_right]

Caminatas

Una caminata de 15 minutos es suficiente para parar los antojos de comida que desencadenan las situaciones estresantes, según una investigación.

Los autores concluyeron que las personas con obesidad pueden utilizar este método (turnos cortos de actividad física) para reducir los antojos en tiempos de vulnerabilidad (como cuando se está estresado o cuando las comidas están disponibles).

Desayuno rico en proteínas

Un nuevo estudio mostró que comer un buen desayuno (especialmente uno rico en proteínas) estimula a un neurotransmisor que podría reducir los antojos de comida más tarde en el día.

La Dra. Heather Leidy, autora principal de la investigación, explica que en el mismo se vio una disminución dramática de antojos de cosas dulces gracias al desayuno. Por otro lado, el desayuno rico en proteínas también redujo el antojo de cosas saladas. Sin embargo, si uno se salta el desayuno, estos antojos no dejan de crecer a medida que pasa el día.

Masticá chicle

Algunos estudios sugieren que puede reducir el consumo de comida. Según la Dra. Paula J. Geiselman, que condujo el estudio, este simple acto puede jugar un rol en reducir el apetito, frenar los antojos y controlar el peso. Los pequeños cambios en las calorías pueden tener también un impacto a largo plazo.

Además, no se puede negar que es una herramienta práctica y fácil de utilizar y conseguir.

[quote_center]Una caminata de 15 minutos es suficiente para parar los antojos de comida que desencadenan las situaciones estresantes[/quote_center]

Dormí bien

Las personas que no duermen el tiempo suficiente tienen más dificultad a la hora de resistir a la tentación.

Matthew Walker, uno de los autores de la investigación que dio con estos resultados, explicó que la falta de sueño hace que algunas regiones cerebrales de alto nivel (que utilizamos para juicios complicados y toma de decisiones) se vean embotadas, mientras que estructuras cerebrales más primitivas (como el control de la motivación y el deseo) se ponen en marcha.

Ponele atención a tus emociones

Sintonizarte con tus emociones puede ayudarte a manejar tus antojos.

Un estudio ha encontrado que las personas pierden más peso cuando aprenden a ponerse en contacto con sus sentimientos sobre la comida.

Según los autores de la investigación, hacer esto puede ayudarte no solo a comer más saludable sino que también a ser más feliz y a preocuparte más por tu bienestar.

Fuente: Psyblog