Olichel / Pixabay

Según Freud, el contenido manifiesto es el argumento que recordamos de los sueños, el cual es diferente al contenido latente ya que se trata de una versión censurada y simbólica del mismo, y a veces incorpora partes de nuestras experiencias y preocupaciones de los días anteriores (Myers, 2006).

El contenido latente, por otro lado, está formado de deseos inconscientes e impulsos que, de ser expresados directamente, serían amenazadores. Si bien en su mayor parte no suelen contener imágenes sexuales explícitas, Freud creía que muchos de los sueños de las personas adultas podían ser analizados como provenientes de deseos eróticos. Por ejemplo, una pistola podría representar de manera oculta a un pene. Freud pensaba que a través de los sueños podíamos comprender nuestros conflictos internos (Myers, 2006).

Artículo relacionado:
¿Por qué tenemos tantas pesadillas? - Xakata Ciencia

Fuente: Myers, D. (2006) Psicología 7ma edición. Editorial Médica Panamericana:Madrid