Unsplash / Pixabay

Dejar de fumar es posible

Seguramente usted ha conseguido cosas en su vida mucho más difíciles que abandonar el consumo de cigarrillos. Millones de fumadores lo han dejado, de hecho la mayoría de los varones mayores de 60 años de la Comunidad de Madrid son exfumadores. Es importante no solo dejarlo, sino hacerlo cuanto antes porque hay relación entre los años que se fuma y las enfermedades que genera el tabaco.

Piense en su salud y en su calidad de vida: En muchas circunstancias de su vida cotidiana se habrá preguntado por qué no deja de fumar. Usted ya sabe que si fuma, tiene un problema muy serio que repercutirá gravemente en su calidad de vida y en su salud. Fumar cigarrillos encabeza la lista de las causas que provocan cáncer, enfermedades respiratorias, vasculares, y del corazón. La mitad de los fumadores morirán por una enfermedad relacionada con el tabaco.

El tabaco es tóxico y provoca dependencia: El consumo de cigarrillos es tóxico. El humo de la combustión del tabaco contiene sustancias químicas dañinas para la salud como la nicotina, alquitrán, monóxido de carbono, cianuro, formol, plomo, etc. La nicotina es muy perjudicial porque además de ser responsable de la adicción lo es de muchas enfermedades del corazón.

Sponsor Exclusivo:

Se fuma no solo por las propiedades químicas de la nicotina que provocan adicción sino también por los estímulos asociados al hábito de consumir tabaco a lo largo de los años. El humo del tabaco ambiental es dañino: Está demostrado científicamente que el humo del tabaco ambiental que respiran las personas que están cerca de alguien que está fumando puede provocar enfermedades cardiacas y cáncer de pulmón. Pida ayuda: Considere que no es una humillación pedir ayuda y apoyo a los profesionales de la salud, compañeros de trabajo y amigos. Los profesionales sanitarios saben que fumar es una adicción y que no siempre se consigue en el primer intento.

Fíjese en los beneficios que puede obtener si deja de fumar:

  1. Vivirá más años y con mejor calidad de vida.
  2. El humo de sus cigarrillos ya no perjudicará la salud de sus hijos/as, familiares, amigos y resto de las personas que le rodean.
  3. Se cansará menos y recuperará su capacidad de hacer ejercicio físico, gracias a una mejor oxigenación.
  4. Sufrirá menos catarros y resfriados, no tendrá irritación de garganta y nariz y reducirá las posibilidades de sufrir un ataque al corazón, una embolia o algún tipo de cáncer.
  5. Ahorrará y podrá gastarse su dinero en cosas más divertidas y provechosas (música, libros, ropa, juegos…).
  6. Mejorará de forma espectacular el aspecto de su piel y dientes, desaparecerá el mal aliento.
  7. Su ropa, casa y coche, dejarán de oler como un cenicero.

Descarga el recurso completo en formato pdf: Guía práctica para dejar de fumar (Creado por el Servicio Madrileño de Salud)