Foto por Mufid Majnun en Unsplash

Perder dinero puede causar cambios en el cerebro

En un artículo publicado en Scientific Reports, investigadores del Instituto HSE de Neurociencia Cognitiva reportan haber demostrado experimentalmente que las señales que predicen pérdidas económicas regulares evocan cambios plásticos en la corteza. Así, estas señales son procesadas más meticulosamente por el cerebro, ayudando a identificar estas situaciones con mayor precisión.

A los investigadores les interesaba saber cómo el cerebro aprende a reconocer que situaciones como recibir una notificación del fisco o ver una tasa de cambio desfavorable, pueden ser señales de problemas financieros y si estas situaciones provocan cambios en la función cerebral.

Metodología

Utilizando un popular juego de economía, la tarea de retraso del incentivo monetario (MID Task), los neurocientíficos cognitivos en la Universidad de HSE trataron de responder a esas preguntas.

La tarea MID requiere que una persona responda rápidamente a la señal que indica la oportunidad de recibir una recompensa o evitar una pérdida. Permite además dividir los mecanismos cerebrales de procesamiento de recompensas en etapas separadas: expectativa de recompensa y aprendizaje.

Como explica Anna Shestakova, directora del Centro de la Universidad de HSE para la cognición y la toma de decisiones, se presume que ocurren cambios neuroplásticos para ciertas señales que están asociadas con importantes resultados económicos, similares a los cambios plásticos en el cerebro durante el aprendizaje de un segundo idioma o tocar un instrumento musical. Por ejemplo, el sonido de una máquina tragamonedas puede estar asociado durante mucho tiempo con una gran ganancia o pérdida mientras se visita un casino, lo que provoca una reacción particularmente fuerte en nuestro cerebro en el futuro.

En este juego económico en el que señales sonoras predijeron pérdidas de varios tamaños participaron 29 personas. Se podían perder entre 1 y 51 unidades monetarias en cada ronda del juego. Los sujetos tuvieron que responder rápidamente y con precisión a las señales de audio para evitar pérdidas monetarias.

Resultados

El estudio mostró que participar en un juego de este tipo produce cambios plásticos en la corteza auditiva del cerebro, la cual comienza a distinguir con mayor precisión los sonidos asociados con grandes pérdidas económicas. También se demostró un vínculo de este cambio plástico del cerebro con la “señal de aprendizaje” generada por el cerebro humano durante la ejecución de la tarea MID. Los sujetos con una “señal de aprendizaje” neuronal más pronunciada demostraron cambios plásticos más fuertes en el sistema nervioso.

Los resultados de esta investigación indican que las experiencias económicas de la vida pueden provocar cambios en el cerebro, afectando por consiguiente la percepción de las señales externas. Este aprendizaje de identificar señales económicas importantes ocurre en el cerebro de forma automática.

También se demostró con detalles cómo se produce este recableado del cerebro y el papel de las diferencias individuales en los sistemas de aprendizaje del cerebro que utilizan el neurotransmisor dopamina.

Según dijo Aleksey Gorin, estudiante graduado de la Universidad HSE y uno de los autores del estudio, esta es la primera evidencia experimental que muestra que la actividad económica puede cambiar activamente el cerebro. “Las señales que conducen a pérdidas económicas evocan cambios neuroplásticos bastante rápidos. Por lo tanto, el cerebro los identifica automáticamente y no requieren atención voluntaria”, resalta él.

Referencia del estudio: Gorin, A., Krugliakova, E., Nikulin, V. et al. Cortical plasticity elicited by acoustically cued monetary losses: an ERP study. Sci Rep 10, 21161 (2020). https://doi.org/10.1038/s41598-020-78211-7

Fuente: University Higher School of Economics