En el año 2009 un grupo de médicos de Mayo Clinic diseñó un violín especial para realizar una cirugía cerebral a Roger Frisch, un violinista que presentaba temblores. Esta operación generalmente no se hace de esta manera, si no que consta de la aplicación de electrodos en lugares profundos del cerebro mientras el paciente esta consciente hasta que los temblores parezcan acabar. Sin embargo, una persona que toca el violín no puede dejar cabos sueltos.

Un acelerómetro permitía que los médicos tuvieran mayor precisión para medir los temblores de Fischer. Los médicos sabían cuando estaban en el lugar correcto porque las interpretaciones de Fischer eran estables.

SPONSOR EXCLUSIVO

La cirugía funcionó y Mayo Clinic publicó entrevistas de seguimiento de Fischer y sus doctores.  Para tocar el violín, lo único que Frisch debe hacer es prender una batería que envía una corriente a su cerebro (o el marcapasos).

Fuente: Engadget