Series de televisión / Shutterstock

Hacemos una lista de las series de TV que tienen a psicólogos como sus protagonistas o cuando menos de personaje de reparto, pero que difunden falsas habilidades, teorías o conjeturas respecto a las actividades que los psicólogos desempeñan. Esto no nos parecería tan grave en primera instancia, hasta que nos enteramos en una reciente publicación en el NEJM que 4 de cada 5 maniobras para atender una crisis convulsiva en la serie Dr. House son inadecuadas, contra un 92% de televidentes que consideran la serie “útil para aprender a atender una crisis convulsiva”.

No ponemos en duda que muchos jóvenes en edad vocacional vean en las series que listaremos a continuación, falsos ejemplos o modelos profesionales de las capacidades y campo de acción de los psicólogos.

1. Mentes Criminales (Criminal Minds)

criminal-minds-season-10
Falacia difundida: Existe una especialidad psicológica llamada “perfilamiento” (profiling) que permite definir la personalidad, características físicas y hábitos del sospechoso de un crimen a tal grado que de otra forma sería imposible dar con él.

Realidad: El “perfilamiento” psicológico es una técnica tan pobre que se hace poco o nulo uso de ella para establecer la línea de investigación de un caso. Los pocos casos en los que se estableció el perfil del sospechoso con esta técnica, resultaron desatinados. El más famoso fue el del Unabomber, un terrorista Norteamericano que atemorizó durante décadas a los EEUU y que los perfiladores habían descrito como un oficinista de clase media con una vagoneta familiar como medio de transporte, y resultó ser un ermitaño solitario que vivía en las montañas.

2. Huesos (Bones)

bones
Falacia difundida: La semiología permite establecer motivaciones conductuales de los criminales, lo que permite anticipar sus próximos movimientos una vez descifrado el “significado” de sus crímenes.

Realidad: No se ha registrado un solo caso criminal en el que el culpable haya manifestado un universo simbólico tan intricado y complejo que pudiera encajar en una interpretación semiológica. Sus excepciones son los casos de crímenes cometidos como parte de un delirio paranoico, los cuales tampoco resultaron predecibles incluso a pesar de conocer el delirio del perpetrador.

3. Almas Perdidas (Ghost Whisperer)

Ghost-Whisperer-s3-1-ghost-whisperer-23123367-900-674
Falacia difundida: La parapsicología es una disciplina seria respetada por la comunidad científica.

Realidad: Los investigadores en parapsicología llevan más de 50 años tratando de demostrar infructuosamente el principio fundamental de la misma: la manifestación de un “alma” fuera de un cuerpo. Pero a la fecha, la nula demostración empírica o cuando menos cuasi-experimental no ha permitido considerar a la parapsicología algo diferente a la charlatanería. El hecho de que muchos científicos consagrados hayan incursionado en la parapsicología en su juventud es utilizado como pretexto por sus promotores para demostrar su “relevancia”.

Artículo recomendado:
El desempleo llevaría a los hombres hacia campos laborales dominados por las mujeres

4. Miénteme (Lie to me)

lie-to-me
Falacia difundida: Los estudios de Paul Ekman sobre su teoría de las microexpresiones, las cuales según el propio Ekman, son respuestas involuntarias a pensamientos inconscientes que escapan del control conductual. Tales microexpresiones delatan ideas, pensamientos y restricciones conductuales que tienen su pico en la represión de la verdad.

Realidad: La teoría de las microexpresiones no ha podido ser demostrada empíricamente, y su aplicabilidad ha quedado relegada al propio Ekman. No se han establecido patrones microexpresivos ni correlaciones con actividad neurológica asociada a la mentira, por lo que la identificación de mentiras a través de esta técnica es meramente especulativa, ya que ni siquiera ha llegado al campo experimental.

5. La ley y el Orden (Law & Order)

Law & Order: Special Victims Unit
Falacia difundida: La teoría del trauma, la cual establece que las conductas nocivas de un criminal son la repetición o re-elaboración de vivencias traumáticas sufridas durante la infancia del criminal.

Realidad: La teoría del trauma fue descartada por el propio Sigmund Freud en el siglo XIX al descubrir que los recuerdos de sus pacientes no encajaban con la realidad, y que era más importante el significado de los recuerdos, que su asociación con hechos reales. El caso de la asesina serial “La Mataviejitas” no reveló hechos de su vida que pudieran haber sido detonantes de su conducta criminal. En otros tantos casos más, la infancia del criminal ha tenido poco o nada con su motivación para delinquir.

¿Hay series donde sí se retrate la labor del profesional de salud adecuadamente? Pese a poseer tintes muy exagerados, el melodrama seriado Locas de Amor retrata una imagen de psiquiatra muy apegado a la realidad. Igualmente, la serie En terapia (In treatment) es una magistral obra que retrata (con su justificación dramática, claro) la vida cotidiana de un psicoterapeuta. Las sesiones con su supervisora resultan particularmente fascinantes.

César Andrés Monroy Fonseca
César Andrés Monroy Fonseca es Licenciado en Psicología por la Universidad de Claustro de Sor Juana (México), Maestro en Neurociencias por la Universitat de Barcelona (España), Senior Clinical Research Associate de la ACRP (USA) e Investigador Activo del Sistema Mexicano de Investigación en Psicología. Ha realizado múltiples experimentos probando las hipótesis más avanzados de tratamiento incluyendo la inhibición vascular, la inhibición de la DPP4, la inhibición de la PDE-4, proteínas de impacto calórico, y el uso de anticuerpos monoclonales. Su experiencia clínica va desde los padecimientos neurológicos como la esclerosis múltiple, la corea de Huntington, la epilepsia y demencia Alzheimer, hasta situaciones clínicas de alta complejidad como las Psicosis no Afectivas, el abuso sexual infantil, la Anorexia Nerviosa y el tratamiento de la Depresión secundaria a enfermedad médica. Actualmente se especializa en la atención de pacientes crónicos en la Ciudad de México, es Director Ejecutivo de Investigación del laboratorio Neuromarketing S.A. de C.V. Es promotor de la Práctica Basada en la Evidencia (PBE) y el pensamiento crítico.