La pregunta del milagro es una invitación para que las personas puedan pasar de un pensamiento y relato saturado del problema a imaginar cómo sería su vida cuando esta situación se encuentre resuelta: es, en definitiva, un salto de fe.

Pero su ejercicio no es sencillo para las personas. Requiere la colaboración del terapeuta para crear las condiciones necesarias y las personas se encuentren listas para empezar a imaginar un futuro a la medida de sus necesidades y sueños. Algunas personas necesitan más tiempo y asistencia que otras para responder a la pregunta, de manera que estas 6 consideraciones pueden resultar útiles si nos estamos iniciando o queremos mejorar este modo particular de estar en el lenguaje.

SPONSOR EXCLUSIVO

[quote_right]Pueden resultar útiles si nos estamos iniciando[/quote_right]

1. Hablar pausada y amablemente

Con un tono de voz suave que pueda ofrecerle a las personas tranquilidad y confianza para pasar del problema a la solución.

2. Marca el inicio del proceso de construir soluciones

Introduciendo la pregunta del milagro como una pregunta extraña e inusual pero tremendamente útil para la terapia, el proceso puede ser más claro.

3. Hacer pausas

Para poder darle tiempo a la persona en comprender la pregunta y poder diseñar su respuesta desde su propia experiencia y oportunidades.

4. Usar preguntas dirigidas al futuro

Ya que la pregunta busca una proyección hacia el futuro, a través de una imagen concreta, usa estas preguntas: “¿Qué sería diferente?” “¿Cuáles serían las primeras señales del milagro?” “¿Qué cambiaría?” “¿Qué estaría mejor?”

Artículo relacionado:
“Última llamada” para los psicólogos clínicos que no basan su práctica en la evidencia científica - Rasgo Latente

[quote_left]Es un movimiento de apertura hacia la construcción de soluciones [/quote_left]

5. Enfatizar esta frase

“Un milagro ha sucedido y el problema que te trajo aquí ha desaparecido, está resuelto…”. Porque de esta manera iniciamos la transición hacia una conversación libre del problema.

6. Nuevamente: ¿qué sería diferente?

Cuando las personas, tras empezar a narrar lo que sucedería ante un milagro vuelven nuevamente a hablar y enfocarse en el problema, gentilmente podemos trasladar nuevamente su atención sobre lo que sería diferente en sus vida si el milagro ocurriese o ese problema estuviese resuelto, a través de la pregunta: “¿Y qué sería diferente?”

La pregunta del milagro es un movimiento de apertura hacia la construcción de soluciones y las conversaciones libre del problema. Cuando las personas inicialmente dan una respuesta que no se ajusta a las condiciones de un futuro perfecto o unos objetivos bien formados, la pregunta del milagro puede invitar a las personas a compartir su visión de una vida más satisfactoria, con descripciones que reflejan finalmente las características de unos objetivos bien formados.

Jorge Ayala es el autor del reconocido blog El Terapeuta Estupido , un espacio donde encontraras artículos y publicaciones para descargar de la terapia breve basada en las soluciones. 

Avatar
Psicólogo y psicoterapeuta formado en Terapia Sistémica Breve. Es fundador y editor de EL TERAPEUTA ESTÚPIDO (www.elterapeutaestupido.ayalajorge.com), una publicación virtual donde impulsa a través de artículos, publicaciones y cursos el conocimiento y desarrollo de la Terapia Breve Centrada en Soluciones y la Terapia Narrativa. Actualmente ofrece un curso formativo online de Terapia Breve Centrada en Soluciones, donde participan personas de Europa y América Latina.