¡A dormir lo suficiente para deshacerse de esas feas neurotoxinas!

Dormir lo suficiente no solamente sirve para verte más bonito al otro día, sin embargo, hoy en día hay gente que piensa que pierde tiempo si duerme más de 4 o 5 horas. Por otro lado, las investigaciones indican que el descanso apropiado es clave para la restauración y fortalecimiento de funciones cerebrales específicas vinculadas con la memoria, la regulación emocional, la toma de decisiones e incluso la creatividad. Pero los científicos están descubriendo ahora los procesos mediante los cuales el sueño también limpia el cerebro, cambiando su estructura celular en el proceso.

Anteriormente, los científicos creían que el cerebro solo se limpiaba a él mismo goteando toxinas a través de tejidos cerebrales, pero actualmente algunas investigaciones llevan a pensar que los desechos son empujados a la fuerza a través del cerebro a un ritmo más rápido y mayor, de acuerdo con Maiken Nedergaard, co-director del Center for Translational Neuromedicine en la Universidad de Rochester.

Mientras menos sueño profundo tengas, menos efectivo serás en limpiar esta mala proteína

“Mientras menos sueño profundo tengas, menos efectivo serás en limpiar esta mala proteína.” Los productos de desecho que se filtran a través del cerebro previenen enfermedades neurológicas como el Alzheimer y el Parkinson. La investigación, publicada en el año 2013, encontró cuevas escondidas abiertas en el cerebro mientras dormimos, las cuales permiten que el líquido cefalorraquídeo vacíe neurotoxinas a través de la columna vertebral en grandes cantidades.

Básicamente, el líquido cefalorraquídeo descansa cerca de tu cerebro y médula espinal, y cada 6 a 8 realiza filtraciones a través del cerebro mientras dormís.

Una investigación llevada a cabo este año, fue una de las primeras en observar a humanos (en vez de animales) al examinar cómo el sueño puede pelear en contra de la discapacidad relacionada a la memoria. Al parecer, los beta-amiloides también previenen que tu cuerpo reciba el descanso que necesita, creando algo así como un círculo vicioso para las personas privadas de sueño.Este proceso limpia las neurotoxinas de tu cerebro, especialmente una llamada beta-amiloide que ha sido encontrada en grumos en el cerebro de personas con la enfermedad de Alzheimer. Cuando este sistema no puede funcionar apropiadamente debido a la falta de sueño, restos dañinos (como los beta-amiloides) pueden acumularse.

Sumado a todo esto, cabe recordar un estudio del 2008 que encontró que la radiación eléctrica emitida por dispositivos inteligentes es recogida por electrodos que están dentro de nuestro cerebro. Los investigadores todavía están tratando de conocer cuánto daño pueden hacer realmente al cerebro humano las señales electromagnéticas emitidas por equipamiento WiFi. Pero, si son obstáculos potenciales para que el cerebro pueda deshacerse del beta-amiloide (solo por estar cerca) es claro que estos dispositivos tienen potencial de provocar serios daños.

En otro estudio, científicos descubrieron que al leer en una pantalla iluminada, los participantes de la investigación tomaron un promedio de 10 minutos más para conciliar el sueño y recibieron 10 minutos menos de sueño REM.

Cuánto tiempo vos creas que debes dormir no tiene mucha relevancia. Los CEOs suelen jactarse de dormir solo 4 o 5 horas pero ignoran que ese no es el punto, incluso si no sentís sueño, tu cerebro necesita de esas 6 a 8 horas para limpiarse. Si te cuesta dormir, entonces podés probar con siestas, aunque sea 20 o 30 minutos pueden beneficiarte un montón, aumentando tu energía, reduciendo la fatiga y mejorando tu memoria, aprendizaje y creatividad.

Fuente: Quartz