¿Puede el conflicto ser una herramienta para generar cambios? 

Margaret Heffernan empieza esta charla Ted con la apasionante historia de la Dra. Alice Stewart. En los años ‘50, ser profesional, estar casada, tener hijos y ser mujer ya era lo suficientemente desafiante. El compromiso de Stewart con su profesión la llevaría a descubrir una cuestión muy importante con respecto al cáncer infantil, pero ¿cómo sabía si estaba en lo correcto? 

Sponsor exclusivo:

Alice trabajaba con un estadístico llamado George Kneale que era todo lo que Alice no era. A Alice le gustaba salir y ser sociable, y George era retraído. Alice era muy cálida, muy empática con sus pacientes. George francamente prefería los números a las personas. Pero dijo algo fantástico acerca de su relación de trabajo: “Mi trabajo es demostrar que la Dra. Stewart está equivocada.” 

Su trabajo se trataba de crear conflicto en torno a sus teorías. Porque era sólo no pudiendo demostrar que estaba equivocada, que George podría dar a Alice la confianza que necesitaba para saber que tenía razón. 

“¿Cuántos de nosotros tenemos, o nos atreveríamos a tener, esos colaboradores?” pregunta Margaret Heffernan ¿Te atreverías a perderle el miedo al conflicto? ¿Te atreverías a concebirlo como una forma de pensar?

Podés activar los subtítulos en español.

La disertante lo llama “conflicto constructivo,” y señala que requiere, en primer lugar, que encontremos personas que sean muy diferentes a nosotros mismos. “Eso significa que tenemos que resistir el impulso neurobiológico, que nos lleva a realmente preferir personas como nosotros, y significa que tenemos que buscar personas con diferentes antecedentes, diferentes disciplinas, diferentes maneras de pensar y diferentes experiencias, y encontrar formas de colaborar con ellos. Requiere mucha paciencia y mucha energía.” 

El conflicto constructivo, generador de debates y discusiones permite que seamos creativos en la búsqueda de soluciones a problemas. Pero, ¿cómo podemos generar este tipo de conflicto más fácilmente y más a menudo? Margaret plantea que estar dispuestos y ser capaces de enfrentar a la autoridad son habilidades que debemos enseñar a niños y adultos en cada etapa de su desarrollo, si queremos tener organizaciones que piensen y una sociedad pensante. 

“La información abierta es fantástica, las redes abiertas son esenciales. Pero la verdad no nos liberará hasta que desarrollemos las habilidades, el hábito, el talento y el coraje moral para utilizarla. La apertura no es el fin. Es el comienzo.” 

 

Artículo relacionado:
Las escuelas deberían enseñar a los niños a contar con los dedos

Fuente: Ted

Artículos recomendados:

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.