Según las investigación realizada por Alex Schelgel y publicada en el Journal of Cognitive Neuroscience (Revista de Neurociencia Cognitiva), las personas adultas pueden aprender nuevas y complejas tareas.

Schelgel notó que el cerebro continúa cambiando -para mejor- en los adultos, mientras que este siga aprendiendo. Este descubrimiento va en contra de argumentos anteriores que sostenían que los cambios estructurales del cerebro sólo eran posibles en la niñez y en la adolescencia.

“Este trabajo de investigación contribuye a un nuevo entendimiento de que el cerebro se mantiene plástico a lo largo de la vida y capaz de cambiar. Saber lo que realmente sucede en la organización del cerebro cuando se está aprendiendo tiene importantes implicaciones para el desarrollo de nuevos modelos de aprendizaje, así como también nuevas posibles intervenciones en casos de accidente cerebrovascular y daño cerebral”, dijo Schlegel.

Cómo se realizó la investigación

La materia gris con sus densas células nerviosas es la responsable de llevar a cabo el pensamiento, la evaluación y la toma de decisiones. De estos cuerpos celulares sobresalen los axones – los cables de red. Ellos constituyen la materia blanca. Su color deriva de la mielina -una grasa que se envuelve alrededor de los axones y actúa como aislante (vaina de mielina).

Para ver si la materia blanca puede cambiar como parte del proceso de aprendizaje a largo plazo, los investigadores le pidieron a 27 estudiantes de la Universidad de Darmouth que se inscribieran en un programa de 9 meses para aprender la lengua China.

Mientras que muchos neurocientíficos utilizan el IMR para estudiar el cerebro, Schlegel prefirió utilizar una nueva tecnología basada en la tecnología del IMR, llamada Imagen por Tensor de Difusión (DTI) para medir la difusión del agua en los axones, y seguir las huellas de la comunicación en el cerebro.

Las restricciones en la difusión pueden indicar que más de la mielina se ha envuelto alrededor de un axón.

“Un incremento en la mielinización nos dice que el axón se está usando más, transmitiendo mensajes entre las áreas de procesamiento. Esto significa que hay un proceso activo” dijo Schlegel

Los datos sugieren que la mielinización de la materia blanca que se ha visto entre los estudiantes, prueba que hay un cambio estructural que se mantiene durante el proceso de aprendizaje. Según los investigadores, esto demuestra un cambio significativo que ocurre mientras los adultos aprenden. También notaron que la estructura del cerebro cambia.

Estos resultados van en contra de todos los argumentos tradicionales que sostienen que el desarrollo estructural sólo ocurre en la infancia temprana. Gracias a que ahora tenemos herramientas que nos permiten observar los cambios en el cerebro, podemos descubrir que en muchos casos el cerebro adulto puede ser igual de maleable que el de un niño o de un adolescente.

Fuente: Eurekalert.org

 

1 Comentario

  1. Ciertamente, yo he aprendido 2 nuevos idiomas despues de cumplir 50 primaveras, aunque muchos lo dudan, pero puedo viajar al Medio Oriente sin ninguna barrera linguistica.

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.