Anelka / Pixabay

Algo hacen bien los italianos y griegos, o como dirían mis colegas argentinos “la tienen re clara”.

Tanto doctores como nutricionistas han asociado por largo tiempo los beneficios obtenidos por estas personas en su salud a la dieta mediterránea, entre estos un riesgo reducido de desarrollar Alzheimer. Estudios recientes aplicados a 1,800 adultos mayores en New York durante 14 años, demostraron que aquellos que observaban una dieta de tipo mediterráneo presentaron una incidencia del 32% al 40% menor de contraer dicha enfermedad en comparación con aquellos que no observaban dichos hábitos alimenticios.

SPONSOR EXCLUSIVO

El alto consumo de aceite de oliva extra virgen (hasta 50 mililitros o un quinto de taza), ingrediente perenne en la gran mayoría de estas recetas, parece ser uno de los factores clave. Si bien los beneficios de dicho producto han sido asociados en estudios previos a la alta concentración de ácidos grasos monoinsaturados en el mismo, investigaciones recientes han descubierto que es de hecho el Oleocantal*;  un compuesto orgánico natural presente en este aceite y que le da ese característico sabor ligeramente picante; el mismo interfiere en la formación de los lazos neurofibrilares y las placas beta-amiloides, que juegan un papel fundamental en los devastadores efectos neurológicos del Alzheimer.

Investigadores han llevado a cabo experimentos sometiendo cultivos de células cerebrales de ratones así como a dichos roedores, a dosis directas del compuesto en distintas concentraciones, observando que aquellos expuestos al Oleocantal* mostraron una remarcable reducción y degradación de los péptidos beta-amiloides.

Amal K. Kaddouni, profesora asistente de farmacia en la Universidad de Luisiana en Monroe declaró:

“Estamos tratando de entender el mecanismo del Oleocantal* para así eventualmente desarrollar compuestos que trabajen de la misma forma en el desarrollo de medicamentos”.

La profesora sin embargo aclaró que los hallazgos realizados sobre los beneficios del compuesto son principalmente de carácter preventivo, y que otros factores tales como el ejercicio y comidas ricas en vegetales frescos, son también parte fundamental del “milagro mediterráneo” además del alto consumo oleaginoso.

Es así como el Oleocantal*, que además brinda propiedades desinflamatorias similares a las del ibuprofeno, se ha convertido en uno de los principales compuestos investigados científicamente para el combate contra el Alzheimer y sus síntomas.

No obstante, como en todo nuevo descubrimiento, hasta que resultados concretos sean verificados en humanos todo se debe tomar, como reza el dicho “con un grano de sal” y cautela.

Eso no va a impedir que la próxima vez que tenga la ocasión de degustar un ladopsomo no pida al mozo que sea un poco más “generoso” con la dosis de rigor de este exquisito aceite.

Fuente: ScientificAmerican
Imagen: iloveaceite en Flickr

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.