Recientemente se publicó un artículo en el que se descubrió que los padres subestiman la frecuencia en que sus hijos se comprometen en conductas de riesgo online, como el ciberbullying o ver pornografía (PDF completo).

El ciberbullying se ha convertido en una fuerza destructiva para muchos niños, con consecuencias terribles que pueden llegar hasta el suicidio, como en los casos de  Rebecca Sedwick y Stefany C. O., es por eso que estos hallazgos deberían servir para que los padres tomen conciencia de la necesidad de estar pendientes de la actividad online de sus hijos.

El ciberbullying se ha convertido en una fuerza destructiva para muchos niños.

Sahara Byrne, Sherri Jean Katz, Theodore Lee (Universidad Cornell), Daniel Linz (Universidad de California – Berkeley), y Mary Mcllrath (C+R Research) encuestaron a 465 pares padre-hijo sobre la conducta online de estos últimos. De esta forma encontraron que los padres subestiman cuán a menudo su hijo es víctima o victimario de ciberbullying, o es expuesto a imágenes sexuales o contactado por un extraño.La disparidad entre la percepción parental y dichas conductas de riesgo era aún mayor cuando se trataba de un adulto con un estilo parental permisivo.

La investigación encontró además que mientras que el 30% de los jóvenes admitieron haber sido víctimas de ciberbullying, solo un poco más del 10% de sus padres reportó saber sobre esta situación. Por otro lado, alrededor del 15% de los jóvenes admitió hacer ciberbullying a otros; y menos del 5% de los padres de esos chicos lo sabían.

Artículo relacionado:  De la Terapia Narrativa familiar a las prácticas narrativas colectivas

El estudio también sugirió que los padres de adolescentes más jóvenes (aquellos que creían que sus hijos eran más inteligentes que otros en lo referido a internet o que no podían monitorear el uso de internet de sus hijos) son más propensos a no ser conscientes de si su hijo está siendo víctima de ciberbullying.

El mejor paso que se puede dar es conversar sobre el asunto.

Los padres pueden tomar medidas para ayudar a proteger a sus hijos al tener conversaciones positivas sobre seguridad en internet o mover la computadora a un lugar público en la casa, lo que funciona en diferentes grados dependiendo del acceso que tenga el chico a internet móvil. El mejor paso que se puede dar es conversar sobre el asunto, de esta manera los padres pueden estar más informados sobre el comportamiento online de sus hijos.

Byrne, la autora principal del estudio concluyó: “La juventud cree que los medios sociales son su territorio y de alguna forma están en lo correcto. Los padres a veces no tienen idea de lo que están haciendo sus hijos online hasta que es muy tarde.”

Fuente: PSYPOST
Imagen: Sydedooryk

1 COMENTARIO

  1. Desde luego, la educación para la navegación por internet es imprescindible en casa. Una actitud demasiado restrictiva puede provocar un efecto rebote. Al verlo como un mundo desconocido al que no se puede acceder, al llegar a la adolescencia nuestros hijos tendrán un mayor deseo de poder navegar y encontrar “eso tan de mayores que no me dejaban ver”. Es importante normalizarlo en la vida del hogar y sencillamente, educar su buen uso.

    En este artículo damos algunas pautas que pueden ser útiles para padres: http://www.serpapas.com/protegermenores/

    Un abrazo de serpapas.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.