El miedo es la respuesta emocional a una inminente amenaza real o percibida, por otro lado, la ansiedad es la anticipación de futuras amenazas. Obviamente éstos se superponen, pero también se diferencian ya que el miedo se relaciona más con grandes tensiones de excitación automática necesarias para la respuesta de lucha-huida, pensamientos de peligro inmediato y conductas de escape; en cambio, la ansiedad de asocia más comúnmente con tensión muscular y vigilancia en preparación para futuros peligros y conductas de cautelo o evitación. A veces el nivel de miedo o ansiedad es reducido por conductas de evitación generalizada.

Los ataques de pánico ocupan un lugar destacado dentro de los trastornos de ansiedad como un tipo particular de respuesta de miedo. Sin embargo, ellos no se limitan a los trastornos de ansiedad sino que pueden presentarse en otros trastornos mentales también.

La ansiedad es la anticipación de futuras amenazas

Los trastornos de ansiedad se diferencian entre sí por el tipo de objetos o situaciones que inducen el miedo y la ideación cognitiva asociada. Así, si bien los trastornos de ansiedad tienden a presentar alta comorbilidad entre sí, pueden ser diferenciados por la examinación cuidadosa de los tipos de situaciones temidas o evitadas y el contenido de los pensamientos o creencias asociados.

Los trastornos de ansiedad se diferencian, a su vez, del miedo o la ansiedad normativos del desarrollo porque son excesivos o persisten más allá de los periodos apropiados del desarrollo.

Se distinguen también del miedo o ansiedad transitorios, que generalmente son inducidos por estrés, por ser persistentes (por ejemplo, que duren 6 meses o más), aunque el criterio de duración tiene la intención de ser una guía general con cierto nivel de flexibilidad y es a veces más corto en niños (como en el Trastorno de Ansiedad por Separación y Mutismo Selectivo).

Dado que los individuos con trastornos de ansiedad tienden a sobrestimar el peligro en las situaciones que temen o evitan, la determinación primaria de si el miedo o ansiedad son excesivos o desproporcionados es hecha por el clínico, tomando en cuenta factores contextuales o culturales. Muchos de los trastornos mentales se desarrollan en la niñez y tienden a persistir si no son tratados. La mayoría ocurren más frecuentemente en mujeres que en hombres. Todos los trastornos de ansiedad son diagnosticados solo cuando los síntomas no son atribuibles a los efectos fisiológicos de una sustancia/medicación o a otra condición médica o no se explican mejor por otro trastorno mental.

Los trastornos de ansiedad se diferencian entre sí por el tipo de objetos o situaciones

Entre los Trastornos de Ansiedad mencionados en el DSM V, podemos encontrar a los siguientes:

  1. Trastorno de Ansiedad por Separación (miedo excesivo e inapropiado por separarse de personas a las que el individuo está apegado).
  2. Mutismo selectivo (falla para hablar en situaciones sociales específicas en las que se espera que se hable, a pesar de ser capaz de hablar en otras situaciones).
  3. Fobia específica (marcada ansiedad o miedo relacionado a un objeto específico): como por ejemplo, de tipo animal (arañas, insectos, perros); de tipo ambiente natural (tormentas, alturas); de tipo inyección/sangre/ lesión (agujas, procedimientos médicos invasivos); de tipo situacional (aviones, ascensores); otros (situaciones que puedan terminar en vómitos o atragantamiento).
  4. Trastorno de Ansiedad Social (miedo o ansiedad marcados relacionados a una o más situaciones sociales en las que el individuo está expuesto al escrutinio social).
  5. Trastorno de Pánico (aumento repentino o intenso del miedo o malestar intenso que alcanza su pico en unos minutos; algunos síntomas son: palpitaciones, sudor, temblor, dolor en el pecho, sensación de ahogarse, nauseas, mareos, miedo a morir, miedo a perder el control o volverse loco, etc.)
  6. Agorafobia (marcado miedo o ansiedad sobre dos o más de las siguientes situaciones: usar transporte público, estar en espacios abiertos/cerrados, pararse en una fila o estar entre una multitud, estar solo fuera de casa).
  7. Trastorno de ansiedad generalizada (ansiedad y preocupación excesivas (expectación aprensiva) la mayoría de los días por al menos 6 meses, sobre una serie de acontecimientos o actividades (como el rendimiento en el trabajo o la escuela).
  8. Trastorno de ansiedad inducido por sustancias/medicamentos.
  9. Trastorno de ansiedad debido a otra condición médica.
  10. Trastornos de Ansiedad Especificados/no Especificados: En estos apartados se encuentran los trastornos que a pesar de causar gran malestar en varias áreas de la vida de la persona no llegan a cumplir con todos los criterios de los trastornos de ansiedad mencionados. La etiqueta Especificados o no Especificados se debe simplemente a la decisión del clínico de especificar o no la razón determinada por la cual no se cumple con los criterios para ningún trastorno específico.

Artículo relacionados con la ansiedad que te podrían interesar: Qué es la agorafobia (Infografia), Terapia de Exposición 3.0,  ¿Por qué la ansiedad se vuelve patológica?, Trastorno de Ansiedad Generalizada: Una guía para profesionales6 ejercicios de respiración para relajarse y disminuir la ansiedad.

Fuente: American Psychiatric Association (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5th ed.). Washington, DC