El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-V), en su quinta edición tiene un apartado dedicado a los Trastornos depresivos. En el mismo se incluye a los siguientes:

1. Trastorno de desregulación destructiva del estado de ánimo: se define como accesos de cólera graves y recurrentes que se expresan verbal o comportamentalmente y cuya intensidad o duración no concuerdan con la situación que los provocó.

2. Trastorno de depresión mayor: Las personas que experimentan este trastorno presentan 5 o más de los síntomas que se nombrarán a continuación, por un período de 2 semanas; dichos síntomas representan un cambio con respecto al funcionamiento previo.

La persona debe presentar al menos estado de ánimo deprimido o anhedonia. Los síntomas resumidamente, son: (1) Estado de ánimo deprimido; (2) anhedonia; (3) pérdida o aumento del peso o el apetito; (4) hipersomnia o insomnio; (5) agitación o retraso psicomotor; (6) fatiga; (7) sentimientos de culpabilidad o inutilidad excesivos; (8) merma de la capacidad de pensar o concentrarse; (9) y pensamientos recurrentes sobre muerte o suicidio.

Las personas que experimentan este trastorno presentan 5 o más de los síntomas que se nombrarán a continuación, por un período de 2 semanas

Todos estos síntomas se dan casi todos los días, no se deben a efectos de una sustancia o afección médica y causan gran malestar en varios aspectos de la vida de la persona (laboral, social, académico). También hay que descartar que los síntomas se deban a un trastorno psicótico y que nunca haya habido un episodio maníaco o hipomaníaco (no inducido por sustancia o afección médica).

3.Trastorno depresivo persistente (antes distimia): La persona y/o sus allegados dicen que ha presentado estado de ánimo deprimido y anhedonia por la mayor parte de un período de 2 años. En adolescentes y niños puede manifestarse como irritabilidad y darse por un período de 1 año. Presenta además dos o más de los siguientes síntomas: poco o  mucho apetito, hipersomnia o insomnio, fatiga, baja autoestima, desesperanza, falta de concentración.

Los síntomas no se deben a efectos de una sustancia o afección médica y causan gran malestar en varios aspectos de la vida de la persona (laboral, social, académico). También hay que descartar que los síntomas se deben a un trastorno psicótico y que nunca haya habido un episodio maníaco, hipomaníaco o ciclotímico.

No se deben a efectos de una sustancia o afección médica

4. Trastorno disfórico premenstrual: Al menos 5 de los siguientes síntomas aparecen antes de la menstruación y mejoran luego de que comienza la misma: labilidad afectiva y/o irritabilidad intensas, estado de ánimo deprimido, ansiedad, anhedonia, letargo, cambios en el apetito y el sueño, sensación de estar sin control o agobiada y síntomas físicos.

5. Trastorno depresivo inducido por una sustancia/medicamento.

6. Trastorno depresivo debido a una afección médica.

7. Otros trastornos depresivos no especificados: Aquí se pueden encontrar la Depresión breve recurrente, Episodio Depresivo de corta duración, Episodio Depresivo con síntomas insuficientes y otros.

Fuente: American Psychiatric Association, (2013), Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5th ed.). Arlington, VA:American Psychiatric Publishing.

Imagen: Emaly