Hablar más de un idioma no solo te abre un mundo de posibilidades sino que también podría ayudar a mejorar tu salud mental.

Según un nuevo estudio de la Universidad Ghent, los síntomas del mal de Alzheimer podrían retrasarse entre cuatro y cinco años en las personas bilingües en comparación con los monolingües.

En la investigación participaron 69 monolingües y 65 bilingües belgas que presentaban síntomas del Alzheimer y sus resultados demostraron que éste trastorno se manifestó en los monolingües a los 71.5 años y 76.1 en lo bilingües. Estos datos fueron similares en la edad de diagnóstico: 72.5 años para los monolingües y 77.3 años para los bilingües.

Artículo recomendado:  El enfoque cognitivo en el tratamiento de compulsiones de contenido sexual

Cabe destacar que los investigadores realizaron los controles necesarios para evitar que otras variables como la educación, profesión y estatus socioeconómico contaminaran los resultados de la investigación.

Estos hallazgos confirman previas investigaciones que sugieren que ser bilingüe podría tener un efecto protector frente al Alzheimer, al retrasar el envejecimiento cognitivo y contribuir a la reserva cognitiva. Así que ya sabes, aprender otro idioma es bueno para la salud mental.

Aquí te dejamos a tu disposición la investigación completa en formato PDF.

Fuente: ScienceDaily
Imagen: Small Talkers