La web especializada en difusión científica, Xakata Ciencia, sintetiza los resultados de una investigación de la revista PNAS,  que encontró que la voz de las madres estimulan más regiones cerebrales que otros tipos de voz.

Específicamente la voz de la madre activó los centros de emoción, afecto, memoria y recompensa, lo que a su vez impulsa las habilidades sociales y de comunicación de los niños.

Escriben los investigadores:

Estas regiones incluyen no solo las estructuras auditivas del cerebro, sino también las que están asociadas con la recompensa y el procesamiento de las emociones, el afecto, y la memoria, así como las regiones visuales asociadas con el procesamiento de la cara (los niños no ven nada cuando se les hace el escáner) (…) Nuestro trabajo sirve como patrón inicial para examinar las bases de la percepción del habla en poblaciones clínicas, como los autistas.

En el estudio participaron 24 niños sanos que tenían entre 7 y 12 años, mientras escuchaban por milésimas de segundo palabras sin sentido de sus madres biológicas.

Artículo relacionado:
Estudio demuestra beneficios de terapia canina para el tratamiento de TDAH

Los resultados expuestos refuerzan la teoría del apego y la estrecha relación emocional y biológica entre los niños y su madre. Algo que ya se sabia, pero hoy  podemos observar con mayor claridad cuales son las representaciones orgánicas de ese vínculo, gracias al desarrollo de las tecnologías de investigación cerebral.

Lee la investigación completa en PNAS.