RyanMcGuire / Pixabay

La Terapia Dialéctica Conductual ha demostrado buenos resultados en el tratamiento del Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) o Borderline. Pero aún así, muchos profesionales siguen eligiendo el tipo de terapia con el que se sienten cómodos y no los tratamientos que cuentan con el aval científico, necesario para tratar una condición tan compleja que según una nueva investigación de la revista British Journal of Psychiatry, podría ser incluso igual o más debilitante que el trastorno bipolar. Estos datos demuestran la urgente necesidad de ofrecer a los pacientes con TLP el mejor tratamiento.

La investigación comparó por medio de entrevistas semiestructuradas los resultados de 237 personas diagnosticadas con TLP y 236 con Trastorno Bipolar.

SPONSOR EXCLUSIVO

Sus primeros resultados demostraron que no hubo diferencias significativas entre la cantidad de veces que fueron admitidos en el hospital o los días de trabajo perdido en los últimos años. Pero si se encontró que los pacientes con TLP se gradúan menos de la universidad y se les diagnosticó con más frecuencia trastornos comórbidos, tenían más historias de trastornos por abuso de sustancias, informaron mayor ideación y conducta suicida, tenían menor funcionamiento social y menor calificación en la Evaluación Global de Funcionamiento.

Los investigadores escriben que estos datos son evidencia de los altos niveles de morbilidad psicosocial que se asocian con el TLP e incluso podrían ser más altos que los pacientes con trastorno bipolar.

Claramente los pacientes con TLP necesitan de diagnósticos precisos que permitan ofrecer el mejor tratamiento posible y no lo que le parezca mejor al clínico.

Artículos de Psyciencia que te pueden interesar:

Fuente: ScienceDaily