Poner el cuerpo en movimiento trae múltiples beneficios para la salud física y psíquica. Hace poco compartimos una investigación que encontró que la actividad física puede ayudar a proteger las regiones del cerebro que son sensibles a la neurodegeneración. Un nuevo estudio se enfocó en el entrenamiento de alta intensidad y halló que puede mejorar la memoria de adultos mayores (Kovacevic, Fenesi, Paolucci, & Heisz, 2019).

Los investigadores creen que el estudio tiene implicaciones generalizadas para prevenir la demencia, una enfermedad catastrófica que afecta a aproximadamente 50 millones de personas en todo el mundo y se espera que aumente drásticamente en la próxima década.

Sponsor exclusivo:

“Hay una necesidad urgente de intervenciones que reduzcan el riesgo de demencia en adultos mayores sanos,” dice la Dra. Jennifer Heisz, la autora principal y profesora asociada en el Departamento de Kinesiología de la Universidad McMaster en Ontario, Canadá. “Solo recientemente hemos empezado a apreciar el papel que desempeña el estilo de vida, y que el modificador más grande de factores de riesgo es la actividad física.”

“Este trabajo ayudará a informar al público sobre las prescripciones de ejercicios para la salud del cerebro para que sepan exactamente qué tipos de ejercicios aumentan la memoria y mantienen a raya la demencia.”

El estudio revela que la intensidad es clave. Específicamente, los adultos mayores que se ejercitaron con ráfagas cortas de actividad vieron una mejora de hasta un 30% en el rendimiento de la memoria, mientras que los participantes que hicieron ejercicio moderadamente no vieron una mejora, en promedio.

Para arribar a estas conclusiones, los investigadores reclutaron a docenas de adultos mayores sedentarios pero sanos de entre 60 y 88 años que fueron monitoreados durante un período de 12 semanas y participaron en tres sesiones por semana. Algunos participantes realizaron entrenamiento de intervalos de alta intensidad (HIIT) o entrenamiento continuo de intensidad moderada (MICT) mientras que un grupo de control separado solo se dedicaba al estiramiento.

El protocolo HIIT incluyó cuatro series de ejercicio de alta intensidad en una cinta de correr durante cuatro minutos, seguido de un período de recuperación. El protocolo MICT incluyó un conjunto de ejercicios aeróbicos de intensidad moderada durante casi 50 minutos.

Artículo relacionado:
Psicología y salud pública

Para capturar mejoras en la memoria relacionadas con el ejercicio, los investigadores utilizaron una prueba específica que aprovecha la función de las neuronas recién nacidas generadas por el ejercicio que son más activas que las maduras y son ideales para formar nuevas conexiones y crear nuevos recuerdos.

Descubrieron que los adultos mayores en el grupo HIIT tenían un aumento sustancial en la memoria de alta interferencia en comparación con el MICT o los grupos de control. Esta forma de memoria nos permite distinguir un automóvil de otro de la misma marca o modelo, por ejemplo.

Las mejoras en los niveles de condición física se correlacionan directamente con la mejora en el rendimiento de la memoria.

“Nunca es demasiado tarde para obtener los beneficios para la salud del cerebro de estar físicamente activo, pero si comienzas tarde y quieres ver resultados rápidamente, nuestra investigación sugiere que es posible que necesites aumentar la intensidad de tu ejercicio,” dijo Heisz.

Advierte que es importante adaptar el ejercicio a los niveles de condición física actuales, pero agregar intensidad puede ser tan simple como agregar colinas a una caminata diaria o aumentar el ritmo entre las farolas de luz de la calle.

“El ejercicio es una intervención prometedora para retrasar la aparición de la demencia. Sin embargo, no existen pautas para una prevención efectiva. Esperamos que esta investigación ayude a formar esas pautas,” finalizó la investigadora.

Referencia bibliográfica:

Kovacevic, A., Fenesi, B., Paolucci, E., & Heisz, J. J. (2019). The effects of aerobic exercise intensity on memory in older adults. Applied Physiology, Nutrition, and Metabolism = Physiologie Appliquee, Nutrition et Metabolisme. https://doi.org/10.1139/apnm-2019-0495

Fuente: Psychcentral

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.