Hay fuertes opiniones sobre el aborto: si el feto es considerado una persona o no, qué pasa si estamos hablando de un caso de violación, si hay que obligar a una mujer a tener un bebé que no quiere, o incluso a realizar un aborto en condiciones peligrosas para su salud debido a que en algunos países esta práctica es ilegal; si estamos matando a una personita, si la mujer nunca se recupera de tomar la decisión de abortar o si, por el contrario, logra hacerlo. Sin duda es uno de los temas más controversiales de los últimos tiempos.

Uno de los argumentos más utilizados para regular el aborto se relaciona con el daño emocional que causa a la mujer. Sin embargo, los estudios no han encontrado resultados concluyentes sobre esto.

el 95% de las participantes reportó que el aborto fue la decisión correcta

Luchando contra estereotipos mantenidos desde hace mucho tiempo sobre la vergüenza y duelo inherentes que supuestamente causa el abortar, un estudio publicado en PLOS-One encontró que el 95 % de las mujeres encuestadas sentían que el aborto fue la decisión correcta, incluso luego de 3 años.

Los resultados de la investigación derivan del estudio Turnaway, que todavía sigue realizándose y es conducido por el grupo Advancing New Standards in Reproductive Health (ANSIRH ) que, según su web, es un grupo colaborativo de investigadores de la UCSF. El estudio Turnaway pretende dar una visión exhaustiva de las vidas de las mujeres que han quedado embarazadas de forma no intencional, detallando salud mental y física, y consecuencias socioeconómicas de realizar el aborto versus mantener el embarazo los 9 meses.  

Entre enero del 2008 y diciembre del 2010, se reclutó para el estudio Turnaway a casi 1000 mujeres que visitaron instalaciones para abortar en numerosos estados, las cuales dieron entrevistas extensas durante la visita original y entrevistas de seguimiento cada 6 meses por un período de 5 años. Se agrupó a las participantes en uno de tres grupos: las que abortaron en el primer trimestre (lo que hace la mayoría de las mujeres); aquellas que lo hicieron de 1 día a 2 semanas antes de que fuera ilegal hacerlo (dependiendo de las leyes de cada lugar); y aquellas que no habían llegado al límite de tiempo y se les denegó el aborto.

Para los propósitos del estudio al que hacemos referencia en este artículo, los investigadores examinaron las respuestas de 667 mujeres que realizaron un aborto en el primer trimestre o cerca del mismo, y cuyas últimas entrevistas de seguimiento fueron hechas en Febrero del 2014. Aunque no todas las participantes continuaron respondiendo a cada sesión de entrevista, el 93% hizo al menos un seguimiento.

Los autores del estudio escriben: “Las mujeres en este estudio abrumadoramente sintieron que la decisión era la correcta para ellas: en todo momento durante más de tres años,  el 95% de las participantes reportó que el aborto fue la decisión correcta (…). Las mujeres también experimentaron intensidad emocional reducida con el tiempo: el sentimiento de alivio y felicidad experimentado poco tiempo después del aborto tendía a desaparecer, lo mismo que las emociones negativas. Notablemente, no encontramos diferencias en la trayectoria emocional o decisión correcta entre mujeres que tuvieron procedimientos tempranos versus tardíos.”

Había más arrepentimiento en mujeres que habían estado embarazadas antes

También debe notarse, aunque difícilmente sorprenda, que las emociones negativas estaban ligadas al estigma del aborto en la comunidad y el bajo apoyo social luego del mismo. Aunque también había más arrepentimiento en mujeres que habían estado embarazadas antes o que tuvieron mucha dificultad para decidirse en el momento. Las mujeres que trabajan o estaban estudiando o que no habían incluído al potencial padre en la decisión, mostraban más seguridad en su decisión.

Aunque los autores son directos sobre el descubrimiento de que un cuarto de las mujeres entrevistadas expresó algún grado de negatividad sobre el aborto, también explican que es perfectamente razonable que algunas experimenten estas emociones y no invalida la realidad de que el aborto es casi siempre visto como la decisión correcta por parte de quienes abortan. Por otro lado, también resalta la complejidad del tema: qué pasa si las mujeres trabajan o estudian, si tienen hijos, si han quedado embarazadas antes, si cuentan con el apoyo del potencial padre o no; realmente hay muchos factores que afectan a cada caso en particular y que tal vez los investigadores deban tomar en cuenta para futuros estudios.

Fuente: Medicaldaily

Author

Licenciada en Psicología, editora y miembro fundador de Psyciencia.com. Me interesan la psicología infantil, la evaluación psicológica y las neurociencias.