Cortesía de Kelvin Valerio

¿Beneficios del mindfulness? Todo parece indicar que cada vez son más.

Un estudio realizado en la Escuela de Medicina de Wake Forest sugiere que el mindfulness o atención plena está relacionada una experiencia de dolor reducida. Como bien sabemos, el mindfulness consiste en ser consciente del momento presente sin demasiada reacción emocional o juicio, siguiendo el mismo principio que cualquier técnica de meditación tradicional.

Los investigadores señalan que las diferencias interindividuales en la sensibilidad al dolor varían como una función de las interacciones entre los factores sensoriales, cognitivo-afectivos y de disposición. El rasgo de atención, caracterizado como la capacidad innata para mantener la atención de forma no reactiva al momento presente, es una construcción psicológica que se asocia con resultados de dolor clínico más bajos. Sin embargo, los mecanismos neuronales que sostienen la atención plena disposicional son desconocidos.

En este estudio, guiado por un análisis de datos exploratorios, se buscó determinar si la atención plena disposicional se asocia con una menor sensibilidad al dolor. También se quiso identificar los mecanismos cerebrales que respaldan la relación inversa postulada entre la conciencia del rasgo y el dolor en respuesta a la estimulación nociva.

Los resultados indican que la atención plena de los rasgos se asociaría con un menor dolor y una mayor desactivación de la red de modo predeterminado.

El estudio

Se contó con la participación de setenta y seis voluntarios sanos que completaron el Inventario de conciencia plena de Freiburg (FMI) y se les administró una estimulación inocuosa (35 ° C) y nociva (49 ° C) durante la resonancia magnética funcional basada en la perfusión. Las puntuaciones más altas de FMI se asociaron con menor intensidad de dolor (p = 0,005) y puntuaciones de desagrado de dolor (p = 0,005).

Los análisis cerebrales completos revelaron que una mayor atención mental disposicional se asoció con una mayor desactivación de una región del cerebro que se extiende desde el precúneo hasta la corteza cingulada posterior (PCC) durante el calor nocivo. Estos nuevos hallazgos demuestran que las personas conscientes sienten menos dolor y provocan una mayor desactivación de las regiones cerebrales que apoyan las valoraciones sensoriales, cognitivas y afectivas del compromiso.

“Proponemos que la atención plena y el PCC se deben considerar como objetivos mecanicistas importantes para las terapias del dolor”, opinan los investigadores. “Con base en investigaciones previas, sabemos que podemos aumentar la atención plena a través de períodos relativamente cortos de entrenamiento de meditación de atención plena, por lo que esta puede ser una forma efectiva de aliviar el dolor de los millones de personas que sufren de dolor crónico”.

Fuente del estudio: Fadel Zeidan, Tim Salomons, Suzan R. Farris, Nichole M. Emerson, Adrienne Adler- Neal, Youngkyoo Jung, Robert C. Coghill. Neural Mechanisms Supporting the Relationship between Dispositional Mindfulness and Pain. PAIN, 2018; 1 DOI: 10.1097/j.pain.0000000000001344

Fuente: Science Daily

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.