Las palabras importan. Comunicar sin prejuicios depende de ti.

Los medios de comunicación juegan un papel fundamental en la percepción que la sociedad tiene de la realidad. Tienen la capacidad de reforzar prejuicios y estereotipos, pero en la misma medida también pueden luchar contra ellos. En el ámbito de la salud mental, todavía existen muchas ideas erróneas y mitos que contribuyen a crear estigma en las personas con un problema de salud mental. Es importante que los medios sean conscientes de que el tratamiento mediático que dan a la salud mental puede evitar la discriminación y contribuir a que sean ciudadanas de pleno derecho.

Sponsor exclusivo:

El estigma aparece cuando vemos a la persona con un problema de salud mental como “el otro” o “la otra”. Hacer esa diferenciación entre “ellas” y “nosotras” nos puede conducir a olvidar que 1 de cada 4 personas tiene, ha tenido o tendrá un problema de salud mental a lo largo de su vida. Todos y todas podemos ser ese “otro” o esa “otra” en algún momento de nuestras vidas. O tal vez lo sea algún familiar, amiga o compañero de trabajo. Y sin embargo, a pesar de ser un problema de salud tan habitual, las personas con un problema de salud mental suelen aparecer en los medios calificadas como “perturbadas”, “violentas” o como alguien a quien temer o rechazar.

Los medios de comunicación están formados por profesionales del periodismo que pueden (y deben) concienciarse, a nivel individual, de la realidad y diversidad de los distintos colectivos para mostrar a la población una imagen real de las personas con problemas de salud mental. De lo contrario, los comunicadores y comunicadoras podrían transmitir, de forma inconsciente y como parte de la sociedad que son, falsas creencias y estereotipos que a menudo perpetúan el estigma hacia las personas con problemas de salud mental.

Cada noticia cuenta. Cada artículo es importante

Aunque en los últimos años ha habido una mejora en el trato mediático de la salud mental, se sigue transmitiendo de forma sutil y algunas veces explícita, una imagen errónea y negativa de los problemas de salud mental. En diarios e informativos, estas noticias suelen aparecer en la sección de sucesos, estableciendo una relación entre conductas antisociales y el trastorno mental. Se siguen elaborando titulares a menudo alarmistas y sensacionalistas. Las pocas informaciones positivas tienden a ser paternalistas y destacan las carencias y necesidades, pasando por alto las capacidades de la persona. Rara vez el problema de salud mental se muestra como una circunstancia más de la persona, en lugar de como su cualidad fundamental.

Artículo relacionado:
Importancia del vínculo afectivo del apego

Para conocer una realidad, no hay mejor manera que acercarse a ella y dar voz a las protagonistas, que no son otras que las propias personas con problemas de salud mental. Por todo ello, los medios (prensa, radio, televisión, internet)
deben tener en cuenta varios factores a la hora de elaborar informaciones sobre salud mental: el lenguaje que emplean, las imágenes que escogen para ilustrar la noticia, los temas que eligen y las voces con las que cuentan.

La guía incluye importantes temas cómo:

  • La salud mental en cifras
  • El tratamiento mediático de la salud mental
  • El lenguaje
  • Las imágenes
  • Los temas
  • Las voces
  • Los testimonios de 1a persona
  • Ejemplos de campañas: buenas prácticas
  • La salud mental en las redes sociales
  • Recomendaciones para periodistas
  • Preguntas y respuestas sobre los problemas de salud mental
  • ¿Qué es la salud mental?
  • ¿Qué puede desencadenar un problema de salud mental?
  • ¿Puedo tener yo un problema de salud mental?
  • Necesidades personales y familiares tras el diagnóstico
  • ¿Es cierto que los trastornos mentales conducen a actos violentos?
  • ¿Es lo mismo un problema de salud mental que una discapacidad mental?
  • ¿Por qué hablamos de salud mental y no de diagnósticos?

Y mucho más.

Descarga la guía completa en formato PDF.

Referencia bibliográfica: Fábregas, M., Tafur, A., Guillén, A., Bolaños, L., Méndez, J. L. y Fernández de Sevilla, P. (2018). Guía de estilo sobre salud mental para medios de comunicación: las palabras sí importan. Madrid: Confederación SALUD MENTAL ESPAÑA.

1 COMENTARIO

  1. […] Las palabras sí importan: sutiles pistas lingüísticas pueden ser muy relevantes en relación al compromiso con el que se asume o encara una tarea. Un estudio realizado con el objeto de alentar a las niñas a ingresar a la ciencia halló que describir la ciencia como acciones, al decir “hagamos ciencia”, conduce a un mayor compromiso científico que describir la ciencia en términos de identidades, al pedir a las niñas que “sean científicas” (Rhodes, Leslie, Yee, & Saunders, 2019). […]

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.