Les compartimos una muy buena infografía que resume los principales puntos que debemos revisar para detectar la “mala” ciencia.

Fuente: Naukas