“Hipnosis conversacional

Cualquier paciente que va a realizarse una cirugía, naturalmente, se siente ansioso. Hace dos semanas me tocó a mi. Era la primera vez que me iban a operar y fue una experiencia de mucha ansiedad. Cuando ya estaba en el quirófano temblaba casi incontrolablemente, hasta que me pusieron una medicación que me relajó. Antes de eso esperé dos horas a ser operada en una sala donde iban y venían enfermeras y médicos que no me hablaban a menos que tuvieran alguna pregunta con respecto a mi salud.

Por eso me pareció interesante el resultado de un estudio presentado en la reunión anual de anestesiólogos (Anesthesiology 2015), el cual encontró que unas cuantas palabras que infundan calma provenienten del doctor o el anestesiólogo son más efectivas para reducir el estrés del paciente que las medicinas.

SPONSOR EXCLUSIVO

La técnica de tranquilizar al paciente con palabras se denomina “hipnosis conversacional”.

“El anestesiólogo utiliza palabras tranquilizadoras y positivas para desviar la atención del paciente y ayudarlo a sentirse más cómodo. Refleja un cambio en la forma en que los médicos interactúan con los pacientes y solo toma unos minutos”, opina el Dr. Emmanuel Boselli, autor principal de la investigación y médico anestesiólogo en el Édouard Herriot Hospital in France.

Palabras tranquilizadoras y positivas que desvian la atención del paciente y lo ayudan a sentirse cómodo

Los investigadores examinaron a 100 pacientes que se iban a realizar una cirugía en la mano. La mitad de ellos recibió hipnosis conversacional y la otro mitad 25 mg de hydroxyzine vía oral media hora antes de la anestesia. Los niveles de ansiedad de los pacientes fueron medidos con  el la escala de comodidad y el índice de Analgesia/Nocicepción (ANI), un test que analiza las variaciones en el ritmo cardíaco desde 0 (completamente relajado) hasta 100 (estresado). Los resultados mostraron que los pacientes que recibieron hipnosis conversacional obtuvieron un ANI promedio de 51 antes y 78 después. En comparación, aquellos que recibieron la medicación obtuvieron un promedio en ANI de 63 antes y 70 después.

“La hipnosis conversacional puede ser utilizada antes de la cirugía en pacientes conscientes que tendrán anestesia local o regional. También podría ser beneficioso antes de la anestesia general para disminuir la ansiedad del paciente” dice Boselli.

Sería interesante que se siguiera investigando el tema, abarcando también a los pacientes de anestesia general, para poder hacer más llevadera esta experiencia tan estresante.

Fuente: Medicaldaily