Jorge Ayala es un terapeuta internacionalmente reconocido por su labor en la difusión y entrenamiento de la terapia breve centrada en soluciones, un enfoque terapéutico, que como bien dice su nombre, es de corta duración y que se utiliza para ayudar a los pacientes a encontrar sus propios recursos para solucionar los problemas que los traen a terapia.

Jorge es un de los pocos terapeutas que ha entendido el verdadero valor que ofrece la web para la psicología. Desde hace varios años ofrece con mucho éxito cursos online de terapia breve centrada en soluciones y regularmente comparte en su página de Facebook videos en vivo con recomendaciones y recursos para ayudar a los psicólogos que se sienten atascados en el trabajo terapéutico con niños, parejas e instituciones. Desde hace tiempo quería entrevistar a Jorge y finalmente tuve la oportunidad de conversar con él para conocer un poco más sobre su persona, intereses y rutina de trabajo.

* * *

¿Dónde y por qué estudiaste psicología?

Estudié psicología en Trujillo, una ciudad al norte del Perú, en la universidad César Vallejo. Estudié esta carrera porque no tenía otra opción después de abandonar Arquitectura y estudiar fotografía. Mi padre, que estudió 3 carreras universitarias y ninguna concluyó, tenía un gran temor: que su hijo mayor no fuera a la universidad, y la fotografía llegó a mi vida peligrosamente, para amenazar los deseos de mi padre. Así que para no decepcionarlo, decidí darme otra oportunidad en la universidad e idílicamente pensé que la psicología me podía permitir ser más empático con las personas para hacer mejores fotografías, mejores retratos, mejorando mi relación con las personas. Después me di cuenta de que eso es una bobada: la psicología no te permite conocer mejor a nadie ni mejorar tu relación con las personas y el mundo. Llegué a la psicología por la fotografía y a la fotografía por la arquitectura para terminar abandonando todo y dedicarme a la psicología. He ido dando saltos de un diseño a otro.

¿Cuántos años llevas trabajando como psicólogo?

12 años.

¿En qué área te desempeñas?¿Cómo terminaste trabajando allí?

Mi labor es la psicoterapia y terminé trabajando en esto porque me permitió reconciliar con una parte íntima: no soy una persona sociable, prefiero la soledad que la compañía, el silencio a la conversación, pero como señala E.M. Cioran en uno de sus más bellos aforismos: “Todo el mundo me exaspera, pero me gusta reír, y no me puedo reír solo”. Así que elegí que sea el espacio de la consulta mi espacio social, el espacio en donde pudiera desplegar con atención y curiosidad muchas conversaciones e interesarme realmente en las personas.

También doy clases, no me sentía cómodo trabajando en instituciones así que decidí crear mi propio escuela online para enseñar Terapia Breve Centrada en Soluciones, trabajando de manera autónoma e independiente usando Internet, que me ha fascinado siempre, y viajando. También doy clases en Posgrado de una universidad y escribo un blog, ocupando buena parte de mi tiempo en compartir mi trabajo usando redes sociales.

¿Qué es lo que más amas de tu trabajo como psicólogo?

Tengo una relación muy íntima con el trabajo, que disfruto muchísimo — aunque en ocasiones, como Bartleby, “preferiría no hacerlo” — y creo que lo que más amo es la posibilidad de pensar y todo lo que esto trae: lecturas, conversaciones, curiosidad y las ganas de aprender permanentemente. Los límites entre mi trabajo y mi vida personal son casi invisibles. El trabajo consume un tercio de la vida de una persona y la mitad de las horas en que estoy despierto así que para mi es algo más que el medio para un fin, así que cada cosa que hago tiene que tener sentido siempre asegurándome de que haga lo que haga, sea importante. Me gusta vivir en el mundo de las ideas y conectar con un valor que trascienda el día a día y refleje con honestidad lo que pienso y hago. Me gusta asumir riesgos cuando se trata de hacer y pensar mi trabajo.

Artículo relacionado:
¿La autoestima sólo depende de uno mismo?

¿Cuáles son los aspectos más desafiantes de tu trabajo?

Creo que todo sucede favorablemente en consulta cuando soy capaz de confiar en los recursos de las personas y las posibilidades de la conversación para crear oportunidades. Yo creo que los desafíos tienen que ver más con uno mismo que con las personas en consulta.

¿Alguna vez has sentido que te quedaste sin recursos para ayudar a un paciente?¿Qué haces en estos casos?

Cuando siento que me estoy quedando sin recursos recuerdo que las personas tienen los recursos que necesitan: desde que empecé a pensar así nunca le han faltado recursos a la conversación.

¿Cómo estructuras la primera entrevista con un paciente?

Nunca sé lo que voy a hacer hasta conocer a la persona y empezar la relación. La única certeza con la que me posiciono es la de empezar siempre la conversación al margen del problema, en la otra vereda, me interesan mucho más las personas que los problemas, me interesa más la relación terapéutica que vamos tejiendo que los formalismos académicos e institucionales. Luego sigo hacia adelante interesándome por descubrir las diferencias que las personas esperan que pueda generar nuestra conversación hasta llegar a conformar una buena historia del futuro que están deseando considerando lo que vienen haciendo y funciona.

¿Qué enfoque o enfoques elegiste para trabajar y por qué?

Practico la Terapia Breve Centrada en Soluciones. Si hay algo que encuentro fascinante es el profundo respeto que tiene por las personas, por esa especial consideración que amplía nuestra mirada para considerar a cada persona como experta en su propia vida, como la persona más capacitada para ofrecernos ese conocimiento tan necesario para ir conformando realidades terapéuticas, cuando hemos sido educados para hacer precisamente lo contrario: pensar en categorías y clasificaciones para los problemas humanos, las tragedias y las tristezas. La atención ha estado puesta por muchos años en todas las cosas que no funcionan, en los defectos. Movernos hacia los recursos conforma otra clase de relaciones humanas que le da otro sentido a nuestra identidad.

En tu opinión, hay algún factor específico que ayude a la mejoría de la mayoría de los pacientes (en el terapeuta y/o el paciente), ¿cuál?

Confiar con que cuentan con los recursos necesarios para generar diferencias que acerquen su vida hacia territorios más deseados y preferidos. Si uno deja de pensar en esto, se extravía.

¿Cuáles crees que son las habilidades más importantes que debe tener un terapeuta?

Escuchar, seleccionar y construir un texto en la conversación.

¿Cuál/s es el mejor libro sobre psicología o terapia que hayas leído?

Me cuesta entrar en la categoría de “el mejor” y elegir sólo uno. Si tengo que elegir algo que haya sido influyente escogería la obra de Steve de Shazer por su agudeza intelectual, por permitirme apreciar el paso a paso con que se construye todo un sistema de pensamiento que tiene como germen la curiosidad y también el reconocimiento de sus propias contradicciones. No elijo uno de sus libros, elijo toda su obra. Me gustaría mencionar también un libro que causó una profundo interés en mi y mi cautivó desde el comienzo, además creo que tiene uno de los títulos más hermosos que puede uno encontrar: “Autobiografía de un espantapájaros”, de Boris Cyrulnik. Y sin ser exactamente un libro de psicología, creo que contiene más psicología que cualquier libro de psicología y es “El Guión”, de Robert McKee, un libro extraordinario del que nunca me despego.

Artículo relacionado:
¡Enjaulad a dodo, por favor! El cuento de que todas las psicoterapias son igual de eficaces (PDF)

¿Qué libro o investigación estás leyendo actualmente?

Estoy leyendo una maravillosa novela de Margaret Atwood, “El cuento de la criada”, y acabo de terminar ver la temporada de la genial adaptación televisiva que se ha hecho de la novela. Y al mismo tiempo estoy terminando un libro de Cal Newport que se llama “Deep Work”, y menciono el título en su idioma original porque tiene más sentido que su traducción al español, “Enfócate”, que más bien desentona con la idea central del libro que es la creación de un trabajo profundo. Me parece un libro fundamental para todas las personas que trabajamos generando conocimiento en la era digital. Y también me ocupo de “Working with violence and confrontación using Solution Focused Approaches”, de Judith Milner y Steve Myers . No puedo caminar con un sólo libro en la marcha, aunque ahora que termine el libro de Cal Newport he decidido darme una oportunidad para leer un sólo libro y sumergirme a profundidad en el universo que propone con toda mi atención, un solo libro de principio a fin, ir de uno en uno evitando otras distracciones. Vamos a ver cómo me va ya que siempre he fracasado en este intento.

¿Qué haces para evitar el burnout en tu trabajo o cuando atiendes a un paciente “difícil”?

No hago las cosas para evitar algo, todo lo hago más bien pensando en crear las condiciones necesarias para que cada conversación resulte útil, genere significado y pueda crear sentido que me acerque a mi y a cada consultante a nuestras preferencias. Me cuesta mucho pensar en “burnout” y en “paciente difícil”, esas categorías no están dentro de mi órbita, me muevo confiando en todas las personas que llegan a consulta pensando que están deseando colaborar, sólo necesiten que yo encuentre esa forma única que tienen de colaborar para empezar con la relación.

¿Cual es el psicólogo/investigador o académico que más admiras?

Debo confesar que me seduce responder que es Tyrion Lannister, yo sé que tú me entiendes. Porque los trabajos que más admiro suelen estár por fuera de la disciplina: Alan Pauls, un escritor argentino y Simon Reynolds, un crítico musical británico. Me encanta el pensamiento de ambos y la capacidad que tienen para crear sus textos, sea una novela, una reseña o la manera en que piensan y exponen una época, un autor o un sistema de pensamiento. Pero para responder a tu pregunta, si tuviera que elegir alguno por dentro de la disciplina, sería por ahora Ian Parker. Cuando descubrí su obra decidí quedarme ahí un buen tiempo para entender la Psicología Crítica. Y siempre tendrá un lugar privilegiado en mi corazón, Insoo Kim Berg. Admiro su capacidad creativa y producción, ese talento para moverse en distintas superficies con mucha versatilidad y sencillez.

En tu opinión, ¿cuál es el mayor obstáculo que afronta la psicología?

El mayor obstáculo que afronta la psicología es la psicología misma tal como se enseña en las universidades y se sostiene en el discurso profesional y la agremiación.

¿Qué le recomiendas a los psicólogos que recién inician?

Darle sentido al trabajo que hagan, que construyan una carrera, no un éxito. Una carrera está llena de esfuerzos, de idas y vueltas y hay que saber esperar sin dejar de moverse. Que aprendan inglés: el conocimiento puede volverse demasiado ancho y ajeno si se limitan sólo al español. Crear conversaciones alrededor de sus intereses y el trabajo que hacen.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.