Tal vez te parezca de sentido común, el efecto de las películas sobre las conductas sexuales en los adolescentes, pero en realidad hay pocas investigaciones concretas sobre este tema. Según Ross O’Hara, Doctor en Psicología de la Universidad de Missouri (quien condujo la investigación con otros investigadores de la Universidad de Dartmouth):

“Se ha descuidado la influencia de las películas, aun cuando se sabe que son más influyentes que la televisión o la música”.

SPONSOR EXCLUSIVO

Luego de seis años de investigación, los psicólogos participantes del estudio, examinaron si ver películas de contenido sexual se traducen en conductas sexuales en los adolescentes. Los resultados, que pronto serán publicados en la revista Psychological Science (Ciencia Psicológica), revelaron que existe una relación entre estas variables.

El estudio

Antes de reclutar a los participantes para este estudio, O’Hara y sus colaboradores evaluaron 684 de las películas más importantes entre 1998 y 2004. Codificaron estas películas, por los segundos de contenido sexual – segundos de besos prolongados o segundos que mostraban personas teniendo relaciones sexuales -. Este trabajo encontró que más del 84 % de estas películas tenían contenido sexual, incluyendo  un 68 % de las películas de categoría G (público general); 82 % en las películas de categoría PG (control de padres sugerido: algún contenido puede no ser apropiado para niños) y 85% para la categoría de PG-13 (Advertencia severa a los padres: algún contenido puede ser inapropiado para niños menores de 13 años). La mayoría de estas películas exhiben a los personajes teniendo prácticas sexuales poco seguras y algunas películas hacen pequeñas menciones sobre los métodos de anticoncepción.

Los investigadores reclutaron a 1.228 participantes que comprendían edades entre los 12 y 14 años. Cada participante reportó qué películas había visto de diferentes colecciones de 50 películas que fueron seleccionadas al azar. Seis años después, se encuestó a los participantes, para evaluar a qué edad se había convertido en sexualmente activos y que tan riesgosas eran sus conductas sexuales. ¿Utilizaban preservativos consistentemente, eran monógamos o eran promiscuos?

Según, O’Hara:

“Los Adolescentes que fueron expuestos a las películas de contenido sexual, iniciaron relaciones sexuales en edades más tempranas, tuvieron más compañeros sexuales y fueron menos propensos a usar preservativos y ser más promiscuos”

Artículo relacionado:
Objetivación sexual y agresión de género: un vínculo directo

¿Por qué este tipo de películas afecta la conducta sexual de los adolescentes?

Esta investigación examinó el rol del rasgo de la personalidad conocido como la búsqueda de sensaciones, uno de los  factores relacionados con las conductas de riesgo en los adolescentes. O’Hara y sus colegas encontraron que si los sujetos fueron expuestos a este tipo de películas, la búsqueda de sensaciones puede durar hasta la adolescencia tardía y hasta principio de los 20. Los investigadores señalaron que la búsqueda de sensaciones se debe también a los efectos biológicos propios de la adolescencia y a la forma en que estos socializan.

“Estas películas parecen ser fundamentalmente influyentes en la personalidad y se hace evidente a través de la búsqueda de sensaciones, la cual tiene implicaciones en todas las otras conductas de riesgo”, dijo O’Hara.

Pero la búsqueda de sensaciones no explica por completo estos efectos. Los investigadores también especulan que los adolescentes aprenden conductas específicas de los mensajes en las películas. Muchos adolescentes adquieren de estas películas los “Guiones sexuales” que ofrecen ejemplos de cómo deben comportarse en situaciones emocionales complicadas. Para el 57 % de los Adolescentes de EE.UU entre las edades de 14 y 16 años, los medios de entretenimiento son su principal fuente de información sexual. Ellos a menudo no diferencias entre lo que ven en la pantalla y como deben confrontar en la vida real.

Los investigadores apuntan a que es importante recordar que las investigaciones no concluyen que exista una relación causal entre las películas y la conducta sexual. Sin embargo, O’Hara explicó:

“Este estudio y su correlación con otros trabajos, sugieren fuertemente que los padres deben restringir a sus hijos ver película de contenido sexual en edades tempranas”.

Aunque esta investigación se realizó en Estados Unidos, es una importante guía para futuras investigaciones en Latinoamérica, sino es que ya alguien esta llevando a cabo una investigación sobre esta temática. Por eso me gustaría saber qué opinan y cómo realizarian este tipo de investigaciones en nuestros países.

Fuente: psychologicalscience 
Imagen: impre

2 COMENTARIOS

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.