La terapia asistida con animales podría reducir los síntomas de ansiedad y soledad en los estudiantes universitarios. Esos fueron los resultados de una investigación realizada por la Universidad de Georgia y publicada en la revista Creativity in Mental Health.

Los 55 estudiantes participantes recibieron terapia asistida con un perro entrenado y certificado, dos veces al mes durante un trimestre académico. Durante las sesiones se les invitaba a interactuar con el perro a través de caricias, abrazos, darles de comer, dibujos, fotografías y jugar con la pelota.

Artículo relacionado:
PDF: Terapia asistida con perros como apoyo a la terapia cognitivo conductual

El 60% de ellos reportó una disminución en los síntoma de ansiedad y soledad y cerca del 50% dijo que la interacción con el perro fue la parte más significativa del programa.

La interacción con el perro fue la parte más significativa del programa

Los perros son los animales ideales para este tipo de terapia porque ya están domesticados y ya han aprendido a Leer las señales que le damos, incluso algunos sostienen que los perros saben cuando estamos tristes.

Artículo relacionado:
Guía clínica para el manejo de la ansiedad (PDF)

¿Cómo se explican estos hallazgos? Según los investigadores, los perros podría ayudar a facilitar la conexión psicoterapéutica entre el cliente y el psicólogo, un factor fundamental para poder trabajar eficazmente en la terapia.

Es cierto que el perro del estudio estaba entrenado y calificado, pero creo que el resultado de esta investigación es una buena razón para adoptar a un perro. Ellos nos dan amor, cariño, llenan nuestro hogar de felicidad y su compañía podría ayudarnos en algún momento difícil.

Fuente: ScienceDaily