Las repercusiones sociales, burlas, críticas y observaciones innecesarias que hace la gente cuando ve a una persona con granitos pueden afectar severamente la autoimagen, autoestima de las personas, especialmente los adolescentes, exponiéndolos al mismo tiempo a una amplia variedad de trastornos psicológicos y emocionales como la depresión.

Así lo describe un nuevo estudio longitudinal británico y publicado en The British Journal of Dermatology, que hizo un seguimiento por 15 años de 134,427 hombres y mujeres con acné y un grupo control de 1,731,608 personas sin acné que tenían entre 7 y 50 años de edad.

Al completar el seguimiento encontraron que las personas con acné tenían más riesgo (18.5%) de sufrir de depresión durante el primer año posterior al diagnóstico en comparación que las personas que no tenían granitos (12%). Incluso se descubrió, después de controlar las variables extrañas como: consumo de tabaco, sobrepeso y nivel socioeconómico, que el riesgo de depresión se mantenía hasta 5 años después del diagnóstico dermatológico.

Este es uno de los primeros estudios a gran escala que evidencia con claridad algo que ya se sabia. Lo que ahora se necesita es que podamos ofrecer ayuda a través del trabajo interdisciplinario: dermatólogos y psicólogos, que pueda ofrecer soporte a todos los que atraviesan por un proceso transitorio como el de acné y que puede evolucionar favorablemente.

Artículo recomendado:  El origen de la terapia breve centrada en las soluciones

Referencia a la investigación: Vallerand, I.A., Lewinson, R.T., Parsons, L.M., Lowerison, M.W., Frolkis, A.D., Kaplan, G.G., Barnabe, C., Bulloch, A.G.M. and Patten, S.B. (2018), Risk of depression among patients with acne in the U.K.: a population-based cohort study. British Journal of Dermatology. doi: 10.1111/bjd.16099’

Fuente:The New York Times

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.