Bipolar / Shutterstock

Tom Wootton es el autor de “The Bipolar Advantage” (La Ventaja del Bipolar), “The Depression Advantage” (La Ventaja de la Depresión) y de “Bipolar In Order” (Bipolar En Orden). Desarrolló nuevos conceptos que integró en el primer taller de “Bipolar En Orden”, en 2002. Desde entonces ha desarrollado una serie de talleres para lidiar con la depresión y la bipolaridad. Ha sido considerado el principal defensor y orador y ha dado charlas a grupos de consumidores, líderes en salud mental y doctores. Ha dado discursos fundamentales a conferencias nacionales sobre salud mental.

Tom se especializó en sistemas de aprendizaje acelerativo avanzados por muchos años, que enseñó a escuelas y empresas. Trabajó en  desarrollo y entrenamiento para muchas compañías de tecnología de internet. Entre sus clientes encontramos a: Visa, HP, Cisco, Ford, Ericsson, British Telecom, AT&T, Charles Schwab, Nokia, Siemens, entre muchos otros.
Entre sus clientes en salud mental encontramos a: Kaiser Permanente, Orange County Behavioral Health, Riverside County Older Adult Services, etc.

Moviéndose del Desorden Bipolar a Bipolar En Orden

Todos tenemos momentos de altibajos. Es una parte natural de la vida. Si observamos nuestras vidas a través del tiempo podríamos decir que tenemos dos polos; algunos días nos sentimos en la cima del mundo y otros días tal vez en el fondo. Esa es la base de la palabra bipolar y la razón por la que Tom dice que todos somos bipolares. Algunos pueden argumentar que existen personas que son unipolares y solo experimentan la cima o el fondo, pero incluso ellos tienen una amplia experiencia con los “polos” de cada extremo.

Desafortunadamente, la palabra bipolar es utilizada para describir a un subgrupo de personas que tienen reacciones adversas cuando van muy lejos, hacia los polos alto y bajo.  Aunque en lo relacionado a cuán lejos del centro se encuentra uno, no hay distancia desde el centro que garantice que se reaccionará necesariamente de forma adversa a esto. Realmente depende de cuán lejos estemos de nuestra zona confortable. Una persona puede estar perfectamente cómoda y ser altamente funcional desde cierto punto en relación al centro; mientras que otra puede estar tan incómoda que está literalmente en riesgo de suicidio. La persona cómoda para Wootton, es aquella que mantiene su vida en orden, mientras que la persona en riesgo de suicidio ha perdido control y está en un desorden. Usar la palabra bipolar como un término para describir a la persona desordenada es una sobresimplificación que va muy lejos. Deberíamos al menos distinguir la diferencia  entre tener un desorden Bipolar y un Bipolar en orden.

Pero la vida no es tan simple. Supón que acabas de ganar una maratón, puedes estar muy bien emocionalmente aunque completamente agotado y mal físicamente. Para ver realmente dónde estamos en el espectro de lo alto y lo bajo, necesitamos considerar todos los aspectos de nuestras vidas: físico, mental, emocional, espiritual, social y la carrera o parte financiera. Probablemente lo más acertado en todo tiempo es decir que estamos en un “estado mixto” en vez de decir que estamos en algún punto de la recta línea de dos polos, así que debemos ver incluso la expansión de bipolar a Desorden Bipolar y Bipolar En Orden solo como una conveniente simplificación de un tema mucho más complejo.


Tom describe seis etapas distintivas del bipolar: la crisis, el manejo, la recuperación, la libertad, la estabilidad y el dominio propio. Las primeras tres son consideradas Desorden, mientras que las últimas tres claramente están En Orden; esto se aclarará una vez que entiendan la diferencia:

Desorden Bipolar

Estamos en Crisis cuando la intensidad de nuestro estado (alto o bajo) nos agobia. Desde el lado bajo comúnmente llamado depresión, se puede no funcionar o funcionar solo lo suficiente para intentar suicidarse. Del lado alto, comúnmente llamado manía, perdemos la habilidad para controlar nuestro comportamientos y podemos ponernos a nosotros mismos o a terceros en riesgo.

Pero, incluso el más desordenado de todos, no está en crisis todo el tiempo. La mayoría de las personas de las que se considera que padecen un Desorden Bipolar, pasan la mayoría del tiempo en el Estado de Manejo. Usan varias herramientas para evitar que la intensidad alcance niveles de crisis, aunque experimentan momentos donde claramente están incómodos. Luchan para minimizar la intensidad con el objetivo de llegar a la Recuperación. Esta última, como lo define el National Institute of Mental Health (NIMH o Instituto Nacional de Salud Mental), significa que la manía y la depresión han sido removidas. El movimiento a la Recuperación puede desafiar tal definición, pero todavía no he oído a nadie definir la Recuperación como “avanzar más hacia los dos polos”. Como mínimo, la recuperación significa que la intensidad de la manía y la depresión disminuyen al punto de estar en control de nuestras conductas.

Artículo relacionado:  5 señales que debemos conocer para prevenir el suicidio

El NIMH ha determinado a la Recuperación como un estado inestable en su estudio STEP-BD: “De acuerdo con los investigadores, estos resultados indican que a pesar de los tratamientos modernos y basados en la evidencia, el bipolar sigue siendo altamente recurrente y predominantemente una enfermedad depresiva.”
En consecuencia, uno es todavía considerado como con un Desorden Bipolar incluso estando en remisión temporal. El modelo médico que ve al bipolar solo como un desorden o una enfermedad no está funcionando. La evaluación, herramientas y objetivos están basados en la idea de que la bipolaridad es una enfermedad que debe ser manejada al menos hacia la reducción, en caso de no poder ser completamente eliminada. Es un sistema que ha sido comprobado que no funciona por sus propios estudios y es inaceptable dado que se han conseguido mejores resultados con otro método (el de Tom Wootton).

Bipolar En Orden

El estado de Libertad comienza cuando rechazamos la noción de que no podemos manejar la bipolaridad y hacemos el esfuerzo de expandir nuestra zona de comodidad en vez de tratar de mantenernos en remisión. Evaluamos dónde nos encontramos en términos de habilidades de funcionalidad a diferentes intensidades, usamos herramientas diseñadas para incrementar la funcionalidad a intensidades ligeramente elevadas en vez de reducirlas, y damos pasos cuidadosamente planeados ligeramente fuera de nuestra zona cómoda e inmediatamente volvemos otra vez a ella. Con práctica, descubrimos que nos volvemos altamente funcionales y cómodos con intensidades que antes se encontraban fuera de nuestro control. Aprendemos a prosperar MIENTRAS estamos en estados maníacos y depresivos en vez de apuntar a la remisión temporal.

La etapa de Estabilidad es lograda cuando somos capaces de expandir nuestra zona de control a las mismas intensidades que una vez nos causaban Crisis. Toma mucho insight y esfuerzo alcanzar tal Estabilidad, pero la idea de que es imposible ya ha sido probada equivocada; muchos lo han logrado ya. Se puede ser Bipolar, pero no hay forma de considerar esta condición un desorden. Cuando estamos en Estabilidad nos encontramos cómodos en vez de sufriendo y también lo están las personas que nos rodean.

“Algunos de nosotros hemos alcanzado un estado más allá del de Estabilidad. Lo llamamos Dominio Propio porque nos hemos dominado al punto de que podemos ser altamente funcionales durante el paso por diferentes niveles de intensidad, más allá de que en algún momento causaron una Crisis en nosotros. Este estado está reservado para aquellos que están dispuestos a dedicarle un monto importante de esfuerzo. Me gusta compararlo con un excursionista casual y uno que escalaría el Himalayas. Dominio es funcionar al nivel más alto y con empeño; el Dominio Propio viene con la comprensión (en lugar del rechazo) de cada estado mental, mientras se es capaz de funcionar tan altamente que se vea el valor en cada uno de ellos”, explica Wootton.

Incluso para aquellos que no aspiran al Dominio Propio, romper con el modelo de desorden nos da a todos una oportunidad de alcanzar mejores resultados a través de mejores evaluaciones, herramientas y etapas con planes específicos que fueron desarrollados por aquellos de nosotros que hemos tenido éxito con ellos. En negocios y deportes, aprendemos de aquellos que están en la cima del juego, porque ellos han logrado el mayor éxito. Nunca buscaríamos instrucciones de alguien que se conforma con medio camino. Aquellos que luchan con su condición bipolar deberían aprender de esas personas que han alcanzado el Bipolar En Orden y rechazado el consejo de los que defienden al Desorden Bipolar como lo mejor a lo que se puede apuntar.

Al terminar de leer este artículo, me pareció haber leído un texto con un punto de vista muy interesante, nuevo (al menos para mi) y, sobre todo, positivo. Me gusta leer a personas que no se conforman con lo que hay y buscan algo mejor. A vos ¿qué te parece la idea de Tom Wootton?

Fuentes: The six stages of bipolar and depressionBipolar Advantage

7 COMENTARIOS

  1. Saludos, quisiera saber hasta que punto es hereditario este tipo de trastornos, y cual es el margen de posibilidad que existe en una persona que ya en la etapa de  libertad o de autocontrol, pueda recaer o volver al descontrol emosional.

  2. Hola Maria, con respecto a la heredabilidad, en este artículo que hemos publicado anteriormente podes encontrar la respuesta (incluye todos los factores que influyen en el trastorno): 
    http://www.psyciencia.com/2012/08/17/las-causas-del-trastorno-bipolar/#.UEop87If509 .
     Con respecto al otro tema, no estoy en posición de contestarte porque el tema es nuevo también para mi, pero fui a la página web del autor y le escribí sobre tu pregunta, en cuanto me conteste, yo te hago saber de su respuesta. Muchas gracias por comentar!

  3. Gracias por el comentario. Nos llena de alegría que encuentres útil nuestro contenido. Saludos!!!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.