geralt / Pixabay

Las personas bilingües utilizan y aprenden idiomas de formas que cambian sus mentes y cerebros, lo que por supuesto, tiene consecuencias, y muchas de ellas positivas según Judith F. Kroll, científica cognitiva del Penn State y experta en el tema.

Entre los beneficios podemos encontrar que favorece a la habilidad mental en la infancia, ayuda a recuperar más rápidamente las funciones cognitivas luego de un ACV, o que retrasa 5 años el Alzheimer. Además, la autora de la investigación que comentaremos hoy, agrega: “Estudios recientes revelan distinguidas formas en que el bilingüismo cambia las redes cerebrales que habilitan el conocimiento experto, ayudan al desempeño del lenguaje fluido y facilitan nuevos aprendizajes”.

Los investigadores han demostrado que la estructura y las redes cerebrales de las personas bilingües es diferente de las de los monolingües (como lo ejemplifican los resultados de los estudios 1, 2 y 3). Entre otras cosas, los cambios ayudan a los bilingües a hablar en el lenguaje que quiere utilizar (y no equivocarse y hablar en otro lenguaje).

SPONSOR EXCLUSIVO

Y así como los humanos no somos todos iguales, las personas bilingües tampoco lo son y difieren en cuanto a cambios en el cerebro y la mente, dependiendo de cómo se aprendió el lenguaje, cuáles son los dos idiomas y los contextos en los que se los utiliza.

“Lo que sabemos de los estudios recientes es que en cada nivel del procesamiento del lenguaje — palabras, gramática, discurso — vemos la presencia de los idiomas interactuando y compitiendo. A veces vemos estas interacciones entre los lenguajes en la conducta, pero en algunos casos solo lo vemos en los datos cerebrales”, comenta Kroll.

La estructura y las redes cerebrales de las personas bilingües es diferente de las de los monolingües

Ambos idiomas están activos todo el tiempo en las personas bilingües, lo que significa que estos individuos no pueden “apagar” fácilmente cualquiera de los idiomas y además quiere decir que los dos lenguajes compiten entre sí. A su vez, esto provoca que los bilingües hagan malabares con las dos lenguas, remodelando la red cerebral que mantiene a cada uno.

“La consecuencia del bilingüismo no se limitan al lenguaje, sino que reflejan una reorganización de las redes cerebrales que tienen implicaciones en las formas en que los bilingües negocian la competencia cognitiva más generalmente”, agrega Kroll.

La autora presentó sus nuevos descubrimientos, sobre cómo aprenden y utilizan el lenguaje las personas bilingües en formas que cambian sus mentes y cerebros, el Sábado 13 de Febrero del presente año, en la reunión anual de la American Association for the Advancement of Science.

Fuente: Psypost