Se acercan las navidades y con ellas las dudas sobre qué regalar a los niños para papa noel o los reyes magos. Los papás y mamás que vienen a nuestra consulta de psicología en Valencia, se quejan de que en los últimos tiempos parece imposible despegar a los más pequeños de las pantallas y las nuevas tecnologías. Por ello, una buena alternativa  en los regalos de navidad son los juegos educativos.

La regla de los cuatro regalos

Una duda muy frecuente es el número de regalos que hacer a los más pequeños. Estas cuatro reglas podrán ayudarte:

1.Regalo práctico
Un obsequio que el niño pueda utilizar o le venga bien tener,  como una prenda de ropa.

2.Regalo necesario

Algo que el niño deba tener para su día a día. Por ejemplo cosas que necesite para el colegio como colores, un estuche, etc.

3.Regalo deseado

Uno de los regalos que el niño quiere. Si tu hijo a pedido tres o cuatro cosas a los reyes magos o papa noel, selecciona la más apropiada para su edad y la que pienses que puede hacerle más ilusión.

4.Regalo educativo

Regalos como libros, excursiones educativas o juegos didácticos como los que te presento a continuación.

Ventajas de los juegos educativos

Mejoran la atención

En todos los juegos didácticos que te voy a sugerir es muy importante que el peque esté centrado en el desarrollo de la partida y no se despiste ni un segundo. Desviar su atención puede hacer que se vea con un montón de cartas más y muy lejos de ser el vencedor.

Mejoran la memoria

En estos juegos educativos la memoria es una arma muy útil que puede llevar al niño/a a ganar la partida. Puede ser que tenga que memorizar sus cartas o las de sus compañeros para tener una respuesta más rápida o recordar personajes anteriormente descritos.

Entrenan las habilidades sociales

Todos estos juegos de mesa se juegan con más personas, por lo que los niños tendrán que comunicarse, iniciar y mantener conversaciones, hacer peticiones, hacer críticas, manejar la frustración, etc.

Aumentan la paciencia

En estos juegos deberán respetar los turnos. Además, que no se anticipen puede ser crucial para ganar. Por lo tanto, los niños deberán frenar su impulsividad y cargarse de paciencia.

Mejoran la autoestima

Cuando, a través de la práctica, a un niño se le acaba dando bien un juego, esto le trasmite emociones positivas. Los juegos didácticos pueden mejorar el concepto que tiene de sí mismo y aprender que los errores se pueden subsanar y no son negativos ni definitivos.

Los mejores juegos educativos y didácticos

Dixit

 

Para mí, más que un juego, una obra de arte. Te podrá parecer exagerado pero sus ilustraciones son preciosas y sorprende la manera en la que consiguen evocar historias. Precisamente, de eso trata e juego, de plantear historias, películas, canciones, frases o incluso sonidos que tengan que ver con una de tus cartas.

En tu turno, como narrador, elige una carta de tu mano y da una pista sobre ella (palabras, frases, canciones, etc.). Por ejemplo: “Viaje”.

Todos los jugadores eligen de entre sus cartas, la que mejor se adapte a la pista. Baraja y revela todas las cartas elegidas. Todos, en secreto, intentan adivinar tu carta, utilizando las fichas de voto. Una vez que todos hayan votado, comienza la ronda de puntuación.

Por lo tanto, la dificultad del juego radica en dar pistas de dificultad equilibrada, para evitar que todos o ninguno la adivinen. El resto de jugadores obtienen puntos si aciertan la carta del narrador o si otro jugador ha votado por su carta. Lo puedes encontrar aquí. A partir de cuatro jugadores. A partir de los ocho años.

Artículo recomendado:
Los días en que el amor salvó a Viktor Frankl

Dobble

Dobble es un juego de cartas con ocho símbolos en cada una de ellas y en las que sólo uno se repite. Admite cinco dinámicas de juego. Por lo tanto, son muchos juegos en uno.
Debes coger dos cartas al azar y ponerlas boca arriba sobre la mesa a la vista de todos los jugadores. Buscad el símbolo idéntico en las dos cartas (misma forma y mismo color, sólo el tamaño puede variar). El primer jugador que encuentre este símbolo, lo nombra y roba dos nuevas cartas que pondrá sobre la mesa.

No hay que olvidar que para ser el más veloz debes mantener la concentración, si te despistas, te ganarán. Sólo si tus reflejos son los más rápidos, vencerás.

Como comentaba,  Dobble contiene varios mini-juegos, cada cual más divertido, aunque el objetivo siempre es el mismo: ser el más rápido, ya que todos los jugadores juegan a la vez. Puedes conseguirlo aquí. De dos a ocho jugadores. A partir de los seis años.

Jungle speed

El juego consiste en unas cartas con dibujos variados que los jugadores van sacando por turnos y el objetivo es quedarse sin cartas. Si el dibujo de dos jugadores coincide, deben coger el tótem, un palo de madera incluido en el juego, que se encontrará en el centro de la mesa. El más rápido le dará su mazo de cartas jugadas al jugador más lento y para complicarlo un poco, también encontraremos una serie de cartas especiales que crearán situaciones que harán variar las reglas.

Por tanto, los jugdores tienen que encontrar las cartas con el mismo símbolo que la suya y atrapar el totem.

El primer jugador en quedarse sin cartas, ganará la  partida. En este juego es importante estar muy concentrado y ser rápido. Pero, a su vez, si te anticipas y te equivocas das una gran ventaja a tus contrincantes, ya que te llevas todas las cartas descubiertas por el resto de las manos durante la partida.  Se requiere mucha concentración ya que algunos de los símbolos “tribales” son muy parecidos y llevan a confusión.
Lo puedes comprar aquí. De dos a diez jugadores. A partir de siete años.

Times UpEn este juego debemos adivinar personajes descritos por nuestro compañero de equipo. Consta de tres rondas, en la primera se describe, en la segunda se dice sólo una palabra y en la tercera… ¡silencio! solo mímica. El objetivo del juego es adivinar más personajes que el equipo rival.

Este juego es para niños un poco más mayores (sobre doce años), ya que los personajes que debemos adivinar pueden ser difíciles para jugadores más pequeños. Podrán entrenar la capacidad lingüística ya que tendrán que hacerse entender para que su compañero adivine. Además, con la parte de mímica tendrán que “perder la vergüenza” y hacer uso de su expresión corporal. Puedes compara este regalo aquí. De cuatro a doce jugadores. A partir de doce años.

El mejor regalo es tu tiempo

Lo más importante de los juegos educativos que te he sugerido es que son para más de dos jugadores. Si de verdad quieres hacer a tus hijos un regalo fantástico para estas navidades, juega con ellos.

1 Comentario

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.