Anemone123 / Pixabay

¿Por qué los seres humanos vemos en color? Según el neurocientífico Mark Changizi, quien dejó la academia para dirigir un instituto de investigación denominado 2Ai, es para que podamos leer las emociones de los demás. En su libro, Harnessed (Aprovechar), Changizi describió su teoría – junto con otros- acerca de cómo los seres humanos desarrollaron las capacidades básicas para pensar, hablar y leer. En un artículo publicado por la revista Time, Mark Changizi explica estas cuestiones:

¿Por qué los seres humanos tenemos visión del color, cuando muchos animales no la tienen?

Un perro no tiene una visión completa del color, pero, como nosotros, los primates evolucionaron una dimensión adicional de la visión del color que otros mamíferos no tienen. Desde hace más de 100 años se pensaba que [esta nueva] capacidad de ver el rojo y el verde estaba relacionada con encontrar la fruta en el bosque o ver las hojas jóvenes o [algo más relacionado con] la alimentación. Lo que fui capaz de argumentar es que nuestra visión no se ha optimizado sólo para eso. Mi hipótesis era que se trataba de detectar las emociones o la salud de la piel de los demás.

¿Como cuando nos sonrojamos o nos ponemos rojos de ira?

[Sí]. Si es que se trata realmente de eso, entonces es mejor que sea que [nuestra visión se] optimice para la detección de la hemoglobina y la modulación fisiológica de ello. Cuando nos fijamos en cómo cambia la hemoglobina tanto cuando es oxigenada y desoxigenada, se encuentra en una parte muy específica del espectro, la cual es sutil y difícil de ver, a menos que haya conos [las células fotosensibles de la retina que detectan color] en ese lugar.

Pero, la mayoría de los primates están más cubiertos por pelos que por piel.

[Sí]. La otra gran predicción fue que si es que es cierto [que la visión del color] está relacionada con la de detección de emociones sobre la piel desnuda, entonces, los primates con porciones de piel desnuda en el cuerpo [la tendrían]. Y los primates con visión completa del color tienen la cara y nalgas desnudas, y los demás tienen rostros peludos como los mamíferos típicos.

Recientemente ha desarrollado unas gafas de alta tecnología que mejoran esta facultad.

Hay tres tecnologías diferentes. Hay dos dimensiones que se pueden ver en color [relacionada con la sangre bajo la piel]. Puedes ver las venas en tu muñeca, eso es casi puramente [por] la oxigenación (el eje amarillo-azul). Esa es la variación de un conjunto de anteojos destacados. La otra dimensión es que si miramos nuestras palmas, las apretamos y luego las soltamos, se vuelven amarillas o blancas cuando se aprieta la sangre hacia fuera. Ese es el eje rojo-verde.

Dos de los vidrios especiales son para la medicina. Uno de ellos es el aislante de oxigenación: un buscador de la vena. Es bueno para cualquier caso en que estas interesado en mirar sólo las variaciones en la oxigenación, como la flebotomía o para obtener una línea intravenosa. El segundo elimina la capacidad de ver la oxigenación y  amplifica la capacidad de ver cualquier acumulación de sangre. No verías las venas en absoluto, pero al apretar los dedos, podrás ver dónde hay sangre y dónde no. Este [se aplica en] dermatología.

Entonces ¿por qué amplificar estas cosas sería útil para detectar las emociones de las personas?

Ambos podrían ser de interés en la detección de emociones y de la salud general. Desde hace más de 2.000 años, [muchos] diagnósticos médicos han mencionado la palidez aguda de la piel. [Discernir entre colores] es parte de las herramientas de los médicos. En algunos países no se puede ir a la escuela de medicina si se es daltónico. En el lado emocional, sería interesante saber si podría ser útil para la seguridad. O bien, podría ser que en el juego de póquer, uno puede ser más útil que otro, no sé.

Artículo relacionado:
Cerebro y psicofármacos

¿Podría ser capaz de ayudar a las personas autistas a leer las emociones de los demás?

La idea se nos ha ocurrido. No sé nada al respecto. Hay un punto de vista contrario que sostiene que las personas autistas no tienen una menor sensibilidad a las emociones, sino mayor sensibilidad. Alguien debería intentarlo, pero no tengo idea de si funcionará.

En su otro trabajo ha examinado la evolución de la música y la lengua hablada y escrita.

Lo que sí parece que tenemos es un instinto para la lectura: leemos a una edad muy temprana con relativamente poco entrenamiento. Cuando llegamos a la adultez, leemos más palabras de las que escuchamos durante todo el día. Si fueras un extraterrestre pensarías que es algo natural de la especie. Incluso tenemos algunas partes del cerebro que se ven como zonas de lectura. [Pero los lenguajes escritos] tienen todas las características del instinto, no por virtud natural de la especie, sino porque la cultura ha dado forma a la estructura misma de las palabras a través de los sistemas de escritura, de modo que se parecen a los objetos visibles en el mundo natural. De esta manera, podemos transformar el sistema de reconocimiento de objetos del cerebro en un sistema de lectura. Por ejemplo, en chino, el símbolo es sinónimo de una palabra completa y para nosotros parecen simples dibujos de cosas. El caso más complicado es escribir los sistemas como el nuestro, donde las letras individuales representan los sonidos del habla. Si la cultura está tratando de hacer que las palabras se parezcan a los objetos y a las escenas naturales, las cartas deberían lucir como partes de objetos. Hay partes de objetos conocidos desde hace tiempo dentro de la visión científica: las uniones con forma de L o de T.

¿Y estos son el tipo de bloques de construcción de bajo nivel para ver el mundo que son utilizados por el cerebro para procesar la visión?

Es lo que se obtiene en un mundo con objetos opacos esparcidos. Obtienes L (letras eles) y T (letras tes) pero no X (letras equis). Y eso es lo que se encuentra en los sistemas de escritura. Encontrarás un montón de L (eles) y T (tes), pero no muchos sistemas de escritura que contengan la letra X (equis). En el conjunto completo de configuraciones topológicas de trazos, hay 36 formas diferentes que puedes realizar. Algunos se producen en escenarios naturales y otros no. Por lo tanto, [la pregunta es], ¿son los que se encuentran en el mundo natural (que forman el sistema visual) también los que se encuentran en la escritura?

Pero tenemos la letra X.

No es que no tenemos ninguna X [en los escenarios naturales]. Pero si nos fijamos en las probabilidades relativas, las que son comunes en la naturaleza son relativamente comunes en la escritura y las que son relativamente poco frecuentes en la naturaleza, suelen ser poco frecuentes en la escritura.

Entonces, ¿cómo se aplica esto a la evolución del lenguaje?

Una vez que tenga este punto de vista de la escritura, entonces se puede decir, sólo hemos sido culturalmente evolucionado con la escritura desde hace 2.000 años, pero es posible que hayamos estado hablando desde hace 100.000 años. La pregunta fue, ¿qué podría ser lo aprovechado? Si la escritura es el aprovechamiento del sistema visual de reconocimiento de objetos del sistema, ¿qué estaría aprovechando el lenguaje oral? Realmente depende de una noción muy fundamental de un mundo de objetos opacos esparcidos, no de [algo específico], como la sabana. El mundo de los sonidos se compone sobre todo con sonidos de objetos sólidos [interactuando]. Hay sonidos líquidos y sonidos del viento, pero en su mayor parte, los objetos sólidos resultan tener patrones característicos de los sonidos que hacen. Ellos golpean, se deslizan, y cuando lo hacen, vibran: suenan. Sobre la base de estos sonidos, reconocemos los objetos a nuestro alrededor. Tenemos un sistema auditivo que puede decirnos de qué objetos se trata, [incluso cuando no podemos ver mucho]. En el lenguaje, los sonidos más fundamentales que encontramos son oclusivos como “pe”, “ka” y “te”, que suenan como golpes. También encontramos consonantes fricativas como “f”, “s” y “z”, que suenan sibilantes. Asimismo, podemos encontrar otros grupos de fonemas que se manifiestan como sonidos variados.

Artículo relacionado:
(PDF) Efectividad de la rehabilitación neuropsicológica en el daño cerebral adquirido

¿Cuál ha sido la reacción a la idea de que el habla y el lenguaje escrito aprovechan estas propiedades del mundo físico?

En general, cuando doy estas charlas la gente está muy emocionada porque nadie ha presentado una vista como esta. La gente nota que entre los sonidos del lenguaje se encuentran todas estas semejanzas. Pero dentro de los sonidos del habla están los sonidos fundamentales comunes y naturales de los objetos sólidos. He tenido buenas reacciones entre los neurocientíficos y lingüistas. Sin embargo, a algunos lingüistas simplemente no les importa cómo ha evolucionado, están interesados en reglas lógicas formales.

¿Qué hay de la música?, ¿por qué nos hacen bailar?

La idea es que la marcha humana tiene la estructura de compás y ritmo. Según el efecto Doppler las ondas sonoras de las cosas que se encuentran en movimiento transfieren melodía. Se termina relacionando las cuatro partes principales del mapeo musical de forma directa con los cuatro aspectos de los sonidos que los seres humanos tenemos que ser buenos procesando. Tenemos que ser capaces de rastrear y entender a otras personas y entender lo que esto significa para nosotros.

Por lo tanto, ya que la música se trata de gente en movimiento, ¿eso es lo que nos pone en movimiento? ¿Cómo podría esto explicar por qué algunas canciones se quedan en la mente?

Tuve un estudiante interesado en la cuestión de los “sonidos pegadizos” y este es su trabajo (en inglés: earworm, refiere a un sonido – usualmente una canción – que uno escucha mentalmente por cierto período de tiempo). La historia estándar es que son muy repetitivos, por lo que se quedan atascados en nuestros cerebros. Pero la mayoría de las canciones pop son repetitivas por lo que el pensamiento de mi estudiante era que: podría ser que los sonidos que son desproporcionadamente probable que se conviertan en “sonidos pegadizos”, son desproporcionadamente probables de ser como los movimientos de los seres humanos. Y cuando nos fijamos en el “Top 10” de las “canciones pegadizas”, encontramos aquellos similares a “la Macarena” que vienen acompañados con movimientos [coreográficos] que hacer con el cuerpo mientras son escuchadas. Él encontró que el grado de conexión entre sonidos y movimientos es mucho más común entre las “canciones pegadizas” que entre las canciones pop en general.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.