Hoy me apunto con un tema bastante controversial y no es para menos, la discusión sobre la verdadera efectividad terapéutica, en cualquiera de sus acepciones, presente en las consideradas drogas ilegales es totalmente debatible. Pero lo importante creo, en este punto, es que en estricto rigor nada es totalmente malo ni nada es totalmente bueno y es a esa discusión a donde deben llevarnos los descubrimientos que trataremos hoy.

Recientemente, Maia Szalavitz, publicó en la revista Healthland un articulo dónde presenta estudios que demuestran el tratamiento de pacientes esquizofrénicos con un compuesto de la marihuana es tan efectivo como los antipsicóticos, pero con mucho menos efectos secundarios o, al menos, esto según estudios preliminares al respecto.

Sponsor exclusivo:
Certifícate en Primeros Auxilios Psicológicos

Markus Leweke y su equipo de la Universidad de Cologne en Alemania estudiaron a 39 personas con esquizofrenia institucionalizadas por un episodio psicótico. Diecinueve pacientes fueron tratados con amisulprida, los veinte restantes fueron tratados con cannabidiol (CBD), una sustancia encontrada en la marihuana que se cree es responsable de algunos de sus efectos maduradores o reductores de la ansiedad, a diferencia de su principal ingrediente (la THC) que puede producir reacciones psicóticas y empeorar la esquizofrenia, el CBD, según estudios anteriores, tiene efectos antipsicóticos en humanos y animales.

Para este estudio se utilizó un procedimiento de doble ciego (ni el paciente ni los tratantes sabían quién recibía amisulprida o CBD). Al final de la prueba de cuatro semanas, ambos grupos mostraron mejoras clínicas significativas en sus síntomas esquizofrénicos sin presentar diferencias entre ambos grupos. Daniel Piomelli, profesor de de farmacología en la Universidad de California-Irvine y coautor del estudio dice que “los resultados fueron asombrosos, [el CBD] no sólo fue tan efectivo como los antipsicóticos tradicionales, sino que también estuvo esencialmente libre de los efectos secundarios típicos vistos en las drogas antipsicóticas.”

A veces, los antipsicóticos provocan trastornos de movimiento devastadores e incluso permanentes en algunos casos, también pueden reducir la motivación y el placer de aquellos que los consumen. La nueva generación de antipsicóticos también suelen llevar a la ganancia de peso y pueden aumentar el riesgo de diabetes, estos efectos son conocidos desde hace mucho como los mayores obstáculos para el tratamiento. En este estudio alemán, publicado en el diario Transnational Psychiatry de marzo, se observó la ganancia de peso y los problemas de movimiento en los pacientes tratados con amisulprida pero no en los tratados con CBD. “Estos emocionantes descubrimientos deberían estimular una gran intención de investigar” dice el doctor John Krystal, titular de psiquiatría en la Escuela de Medicina de la Universidad de Yale, quien no participó del estudio, nota también que el CBD no sólo tiene menos efectos secundarios sino que también parece trabajar mejor sobre los llamados “síntomas negativos” de la esquizofrenia, los que son considerablemente difíciles de tratar. Los síntomas negativos incluyen retraimiento social, embotamiento del placer o falta de motivación, síntomas comunes en la esquizofrenia. Dado que los actuales antipsicóticos pueden causar los mismos problemas, no quedó claro si el CBD era mejor que la amisulprida tratando aquellos síntomas o, simplemente, el CBD causaba menos efectos secundarios desde un principio.

Ahora, las nuevas investigaciones ayudan a comprender la complejidad intrínseca del sistema natural de los canabinoides en el cerebro y cómo el CBD puede trabajar aliviando los síntomas de la esquizofrenia. Años atrás, Piomelli y su equipo descubrieron que la gente con esquizofrenia tiene altos niveles de anandamida (un neurotransmisor que activa los mismos receptores que la THC) en el fluido cerebroespinal, sugiriendo que también tienen altos niveles del mismo en el cerebro. La diferencia fue tremenda: los niveles de anandamida eran nueve veces más altos en el grupo experimental (pacientes esquizofrénicos) que en el grupo control según dijo Piomelli.

Los investigadores teorizaron que estos radicalmente altos niveles podrían correlacionarse con alucinaciones e ilusiones: mientras más anandamida baña el cerebro del paciente peor sería la enfermedad, es decir, que los esquizofrénicos tienen sus niveles de THC natural constantemente altos pero lo que encontraron fue de hecho lo contrario, en palabras de Piomelli “no obtienes una correlación positiva, sino una negativa. Mientras más altos los niveles de anandamida, menos síntomas”. No pareció tener mucho sentido al principio pero la investigación en animales y humanos ahora muestra que la anandamida es un liberador de estrés y antipsicótico natural. Piomelli cree que los altos niveles vistos en esquizofrénicos no son la causa del problema sino el resultado de los intentos del cerebro por resolverlo.

Los nuevos estudios confirmaron que mientras el CBD aliviaba los síntomas de los pacientes, los niveles de anandamida se elevaron a la par, “parece que la anandamida es un señalador molecular que ha evolucionado para ayudarnos a lidiar con el estrés” dice Piomelli, “en el cerebro, todo parece estar relacionado a formas de liberar el estrés. Puede liberar ansiedad y reducir la respuesta de estrés. Está involucrado en la analgesia inducida por el estrés [cuando dejas de sentir dolor mientras peleas o huyes]. Todos estos son mecanismos que nos ayudan a prevenir [los resultados negativos del estrés]”. Krystal dice que “si el doctor Piomelli está en lo correcto, entonces el cerebro es exquisitamente sensitivo a los cambios en los niveles de anandamida”.

Entonces, aparece otra pregunta, ya que la THC en sí imita la anandamida: si los altos niveles de anandamida ayudan en la esquizofrenia, ¿por qué el fumar marihuana intensifica  los estados psicóticos? Aquí es donde se pone complejo. La THC no sólo imita la anandamida, sino también a otros canabinoides como el 2-AG (que usa los mismos receptores y es mucho más común). “Hay doscientas veces más 2-AG que anandamida en el cerebro”, Piomelli sigue diciendo, “al final del día, la complejidad es tanta que el 2-AG tiene un racimo completo de efectos. La anandamida tiene efectos completamente diferentes, a veces incluso efectos opuestos. Por esto con THC quedas tan mal”.

Artículo relacionado:
Squiggle Game (Juego de Garabatos), una técnica de Donald Winnicott

Y aún se complica más, pues cuando los fumadores crónicos de marihuana desarrollan tolerancia a la THC puede reducirse la regulación de todo el sistema, haciendo más difícil para la anandamida tener sus efectos positivos. Esta podría ser la razón de por qué ciertos estudios encuentran que los esquizofrénicos que fuman marihuana, empeoran. Entonces, ¿dónde encaja la CBD? No se adhiere a un receptor como la THC ni engañan al cerebro haciéndole pensar que está recibiendo extra anandamida o 2-AG. Piomelli dice que “lo que parece estar haciendo el CBD es prevenir que la anandamida sea destruida”, esto permite a la sustancia ejercer sus efectos reductores de estrés y antipsicóticos a lo largo del cerebro sin los efectos negativos de la THC.

Al replicar, los resultados sugieren que la CBD puede ser, al menos, tan efectiva como las drogas existentes para el tratamiento de la esquizofrenia pero sin los severos efectos secundarios que hacen la mayoría de los pacientes rechacen la medicación, pero esto tiene una “trampa” según Piomelli: “el verdadero problema con la CBD es que es difícil de desarrollar por una variedad de razones tontas”.

Ya que proviene de la marihuana, hay obvios problemas políticos rondando la posibilidad de su uso, además, extraer la CBD de la planta es un proceso sumamente caro pero la mayor barrera podría ser que la CBD es un compuesto natural, por lo tanto, no puede patentarse como una nueva droga, esto significa que a pesar de la posibilidad de que podrían sacar del mercado sus actuales antipsicóticos mejor vendidos, las farmacéuticas no están dispuestas a desarrollarla, un hecho particularmente llamativo cuando se considera que todas las principales fabricantes de los antipsicóticos de nueva generación en Estados Unidos hasta ahora han pagado cientos y hasta miles de millones de dólares en multas para sacar del mercado estas drogas y aún así han conseguido grandes ganancias.

Piomelli y otros más están trabajando para desarrollar versiones sintéticas de CBD que podría evitar tales problemas, dice que ya “tenemos una y estamos esperanzados en avanzar en el futuro cercano”. Para aquellos que sufren de esquizofrenia y sus familias, por supuesto, es bastante exasperante que temas no científicos como las políticas sobre la marihuana y problemas de patentación puedan interponerse en el camino de un tratamiento que podría ser potencialmente tan restaurador. Aunque es posible que los resultados de este estudio no se sostengan o que los investigadores puedan descubrir problemas relacionados con el uso a largo plazo de canabidiol, es difícil imaginar que puedan ser aún peor de lo que los pacientes ya han experimentado.

¿Es ético utilizar componentes de drogas ilegales y potencialmente peligrosas para tratar ciertos trastornos? ¿Corresponde recurrir a cualquier sustancia sólo porque ésta reduce los efectos secundarios? Como dije al principio, es un tema ampliamente debatible y aún más cuando vemos que las razones que complican el desarrollo de medicamentos basados en esta sustancia no tienen ninguna relación con temas médicos. La investigación siempre llevará a algo mejor, quizás luego de varios intentos, por eso es tan importante nunca desistir al investigar.

Imagen: r0bz en Flickr

Avatar
Psicólogo y Licenciado en Psicología. Experiencia en el ámbito comunitario, clínico y organizacional, en el sector privado y en el sector público; trabajo con niños en contextos vulnerables, adultos que ejercen o han ejercido violencia y personas con discapacidad intelectual. Bombero, rescatista urbano (en desastres) y especialización informal en Psicología de la Emergencia y Primeros Auxilios Psicológicos. Músico y escritor frustrado.

7 COMENTARIOS

  1. hola Sebastian, me llamo Dario Iscaro , vivo en Argentina y estamos probando el tratamiento con CDB en mi hermana que padece Esquizofrenia , estamos esperanzados de que de buenos resultados , ella recien esta comenzando a tomarlo. es de gran ayuda tu nota , gracias.

  2. buenas noches me llamo Janneth tengo un hijo con diagnostico de esquizoafectivo tiene 25 años y soy del ecuador pero aqui no hay todavia el aceite con solo cdb pero el que puedo conseguir si veo que le ha hecho bien pero yo le estaba dando con la medicina también no se si eso esta mal , le agradeceria si me respondieran gracias por su información es muy útil para nosotros

  3. Hola Janneth, te recomendamos que no apliques ningún tipo de medicamento sin el consentimiento de un médico. El artículo sobre la marihuana es de tipo informativo y en un contexto en el laboratorio. No recomendamos que se aplique en personas. Saludos

  4. saludos, estoy en tratamiento por un trastorno esquizoafectivo hace 10 años y fumo la marihuana para calmar estados de angustia y ansiedad intensos hace 5, me pareció llamativa la opción del aceite, gracias por la info !

Comparte tu opinión

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.