Photo by Victor Garcia on Unsplash

Un equipo de investigadores del NeuroElectronics Research Flanders (NERF) encontró que las experiencias altamente gratificantes y desafiantes resultan en recuerdos más intensos.

Para descubrirlo realizaron un estudio de navegación en ratas que rastreó el mecanismo detrás de este realce de la memoria a los llamados procesos de repetición en el hipocampo, el centro de procesamiento de recuerdos en el cerebro.

Cuando experimentamos algo importante, solemos recordarlo mejor que otras cosas con el paso del tiempo. Esta mejora en la memoria podría ser el resultado de una codificación más fuerte durante la experiencia o por la consolidación de recuerdos que se da luego de la experiencia. Por ejemplo, las experiencias que son muy gratificantes llevan a la formación de recuerdos más duraderos.

¿Cómo se consolidan los recuerdos?

Como explica el Profesor Fabián Kloosterman, uno de los autores el estudio, los recuerdos se consolidan en el cerebro al revivir la experiencia, ya que reactiva patrones neuronales asociados. La repetición de la memoria ocurre durante el sueño o el descanso.

¿Qué hace que los recuerdos se mantengan en el tiempo?

Lo que el equipo de Kloosterman quería conocer era si el efecto positivo de las experiencias gratificantes en la repetición del hipocampo se extendería en el tiempo y resultaría en recuerdos más intensos.

Para averiguarlo entrenaron ratas para que aprendieran dos ubicaciones objetivo en un contexto familiar. Una de las ubicaciones tenía una recompensa (comida) grande y la otra una pequeña. No es difícil imaginar qué ubicación recordaron mejor las ratas: la que tenía una recompensa más grande. Sin embargo, los investigadores notaron también que el recuerdo era más intenso cuando la comida se encontraba en lugares que requerían una formación de recuerdos más complejos, es decir un desafío.

Artículo relacionado:  El marco teórico: el gran incomprendido de la investigación

Para evaluar la contribución de la actividad cerebral de reproducción después de la experiencia real, los investigadores interrumpieron esta red de señalización en particular, pero solo después de que las ratas tuvieron la oportunidad de descubrir los lugares de recompensa. Ellos encontraron que la memoria estaba dañada solo para las ubicaciones altamente recompensadas y, en particular, cuando las recompensas se encontraban en ubicaciones desafiantes.

En resumen, los investigadores pudieron demostrar que la reproducción del hipocampo, que ocurre después del aprendizaje inicial, contribuye a la consolidación de experiencias altamente gratificantes y que este efecto depende de la dificultad de la tarea.

Referencias del estudio original: Frédéric Michon, Jyh-Jang Sun, Chae Young Kim, Davide Ciliberti, Fabian Kloosterman. Post-learning Hippocampal Replay Selectively Reinforces Spatial Memory for Highly Rewarded Locations. Current Biology, 2019; DOI: 10.1016/j.cub.2019.03.048

Fuente: Science Daily

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.