geralt / Pixabay

¿Qué tan acertadamente podés caracterizar la personalidad de tu pareja? ¿Y la de tu hermano? Si necesitas algo de ayuda con esa tarea, probablemente Facebook sea la mejor herramienta para realizarla (¡quizás Facebook sepa más de ellos que ellos mismos!).

Un estudio reciente compara la precisión al juzgar la personalidad – una actividad sociocognitiva ubicua e importante – entre computadoras y seres humanos. Usando varios criterios, los investigadores mostraron que las estimaciones hechas por las computadoras, basada en las huellas digitales, son más precisas y válidas que los juicios emitidos por personas cercanas o conocidos. Estos resultados ponen de relieve que las personalidades de las personas se pueden predecir de forma automática y sin ser necesarias habilidades sociocognitivas humanas.

Según los investigadores de las universidades de Stanford, California, y Cambridge, Reino Unido, en promedio, se necesitan 10 «me gusta» en Facebook para que sus algoritmos te conozcan mejor que un compañero de trabajo. Con 70 «me gusta» Facebook te conocerá mejor que un amigo, con 150 mejor que tu familia, y con 300 mejor que tu esposo/a.

Las predicciones de las computadoras, basadas en huellas digitales son más precisas

Los investigadores utilizaron una muestra de 86.200 voluntarios, quienes completaron un cuestionario estándar de personalidad de 100 preguntas. Luego consultaron a amigos y familiares de esos voluntarios mediante un cuestionario de 10 preguntas y finalmente examinaron su personalidad mediante análisis por ordenador basado en los «me gusta» que habían hecho en sus páginas de Facebook, y encontraron que:

Artículo relacionado:  Incrementando la empatía mientras disfrutamos de la literatura de ficción

– Las predicciones de las computadoras, basadas en huellas digitales genéricas (“me gusta” de Facebook), son más precisas (r = 0.56) que las hechas por los amigos de los participantes mediante el cuestionario de personalidad (r = 0.49);

– Los juzgamientos de personalidad por computadora tienen mayor validez externa al predecir estilos de vida como uso de sustancias, actitudes políticas y salud física. En algunos casos superaron incluso la autopercepción de los participantes.

Según Michal Kosinski, coautor del estudio, este «muestra que las máquinas pueden llegar a conocernos mejor de lo que pensábamos. […] En el futuro, las máquinas podrían ser capaces de inferir nuestros rasgos psicológicos y reaccionar de manera acorde en cada caso, dando lugar a la emergencia de máquinas emocionalmente inteligentes».

Según los investigadores, la gran ventaja de las máquinas a la hora de juzgar la personalidad está dada por su capacidad de analizar y cruzar millones de datos en milisegundos para obtener respuestas, algo que las personas no somos capaces de hacer en este tipo de situaciones emocionales. Pero, claro está, aquellos rasgos más sutiles van a ser siempre mejor detectados por una persona, que por una máquina.

Si te gustó este artículo, también te puede interesar Facebook: las investigaciones más relevantes sobre su efecto en nuestra conducta.

Fuente: Es.gizmodo.com; Pnas.org